Aquí hay 8 efectos negativos de comparar niños

Cada padre tiene sus propias esperanzas y expectativas para sus hijos. Aun así, no te dejes comparar niños. Esto se debe a que este hábito puede tener un impacto negativo en la salud mental de su hijo.

8 malos efectos de comparar niños

Una de las razones por las que los padres siempre comparan a sus hijos puede ser porque quieren motivar al bebé para que se convierta en un mejor niño. Sin embargo, debe tener cuidado porque algunos niños pueden lastimarse cuando se les compara con otros niños. Por lo tanto, es importante que los padres comprendan los diversos efectos negativos de este hábito de comparar niños.

1. Incrementar la competencia entre hermanos

Uno de los efectos negativos de comparar niños es el aumento de la competencia malsana entre hermanos. Si comparas al más joven con el mayor, puede surgir una rivalidad entre los dos. Esto puede invitar a un mal comportamiento, como pelear o burlarse.

2. Manténgase alejado de sus padres

Cuando se compara a un niño con un hermano, hermana, hermano o amigo, pueden sentir inseguro y lejos de sus padres. También se considera que el hábito de comparar niños invita a los trastornos del comportamiento y del desarrollo cuando crecen.

3. Inhibir los talentos de los niños

Si los talentos y los talentos de los niños se comparan constantemente y no se aprecian, es posible que sus talentos se vean obstaculizados y no se desarrollen. Como consecuencia, los niños pueden perder tanto su potencial como sus talentos.

4. Causar estrés

Los niños que se comparan constantemente con otros niños pueden experimentar estrés por trastornos de ansiedad. Este problema generalmente ocurre cuando los niños obtienen malas calificaciones en la escuela, luego sus padres los comparan con otros amigos que obtienen buenas calificaciones.

5. Reduce la confianza en uno mismo

Además de causar estrés, se considera que comparar a los niños reduce su confianza en sí mismos. Porque esta comparación puede hacer que su hijo se sienta inferior en comparación con otros niños. En lugar de intentar mejorar, estas comparaciones pueden hacer que su hijo se detenga y tenga miedo de probar cosas nuevas.

6. Ya no trato de complacer a los padres

Si el niño sigue siendo comparado con otros niños que son mejores que él, puede dejar de intentar complacer a sus padres. Porque esta actitud de comparación hace pensar al pequeño que sus padres están más contentos con el otro niño que es el 'referente'.

7. Tímido para socializar

Cuando la confianza en sí mismo de un niño se destruye debido a las comparaciones frecuentes con otros niños, puede avergonzarse de socializar con sus compañeros. En su mente, el niño siente que no tiene nada de qué estar orgulloso, por lo que se mantiene alejado del entorno que lo rodea.

8. Cultivar el odio

Según el Parent Herald, comparar a los niños puede fomentar el odio en él. Cuando se le compara con su amigo, el pequeño puede volverse resentido con su amigo. Como resultado, puede ocurrir un comportamiento agresivo como peleas y burlas.

Cómo romper el hábito de comparar niños

Deja de comparar niños ahora mismo. Pruebe los diversos consejos a continuación para que pueda romper el hábito de comparar niños.
  • Establezca expectativas realistas

Para que pueda romper el hábito de comparar niños, intente establecer expectativas realistas. También debe comprender el potencial del niño y ayudarlo a desarrollarse en el área de su interés.
  • Aprecia las fortalezas del niño

Cada niño tiene sus propias ventajas y desventajas. Cuando vea sus puntos fuertes, aprecie y elogie. Los elogios y el apoyo de los padres pueden hacer que los niños se sientan más seguros.
  • Ayude a los niños a enfrentar sus debilidades

Cuando su hijo muestre su debilidad, no lo compare con otros niños. Trate de ayudarlo a lidiar con estas debilidades. Con el apoyo y la motivación de los padres, estas debilidades se pueden superar y corregir, aunque el proceso no es fácil.
  • Dar apoyo y amor

Si efectivamente el niño no puede cumplir con sus expectativas y expectativas, no compare a su niño con sus amigos que sobresalen. Trate de brindar apoyo y afecto. Déle la motivación para seguir intentándolo y nunca darse por vencido. Con el apoyo y el amor de sus padres, los niños pueden sentirse motivados para buscar cosas positivas de las que sentirse orgullosos. [[artículos relacionados]] Si tiene alguna pregunta sobre la salud de su hijo, no dude en preguntarle al médico en la aplicación de salud familiar SehatQ de forma gratuita. Descárguelo en App Store o Google Play ahora.