Cuidado, este trastorno muscular puede desencadenar distrofia muscular

Los músculos tienen un papel importante en la regulación del movimiento de las partes del cuerpo. Si hay una anomalía en los músculos, no es imposible que se alteren las actividades diarias del paciente. Uno de los trastornos musculares que puede ocurrir es la distrofia muscular. Este trastorno muscular tiene muchos tipos y causa debilidad muscular y reducción de la masa muscular. Los músculos no solo son importantes para la movilidad, sino que la distrofia muscular puede incluso afectar el corazón y el sistema respiratorio, poniendo en riesgo a quien la padece. La distrofia muscular suele empezar a sentir por los enfermos desde que eran niños. Esta condición también es más propensa a atacar a los hombres que a las mujeres. Para obtener más detalles, identifiquemos los tipos a continuación.

Conoce los 9 tipos de distrofia muscular que pueden ocurrir

La distrofia muscular tiene muchos tipos, pero la mayoría se divide en los siguientes nueve tipos: ¿Se sienten rígidos los músculos de la mano después del uso? ¿Podría ser una forma de distrofia muscular?

1. Miotónico

Este tipo de distrofia o trastorno muscular es más común en adultos, pero también puede atacar independientemente de la edad o el sexo. Uno de los síntomas son espasmos o rigidez en los músculos durante mucho tiempo después de que se utilizan los músculos. Los síntomas de la distrofia miotónica generalmente empeoran en climas fríos. Además de la debilidad muscular, la distrofia también puede afectar el corazón, los ojos, el tracto digestivo, las glándulas productoras de hormonas y el sistema nervioso, lo que reduce la esperanza de vida de quienes la padecen.

2. Duchenne

La distrofia muscular de Duchenne afecta con mayor frecuencia a los niños, pero solo a los varones. Esta distrofia muscular se produce muy temprano, entre los dos y los seis años, y los enfermos suelen tener que utilizar una silla de ruedas a los 12 años. Este tipo de distrofia muscular hace que los músculos se encojan y debiliten. Pero, por el contrario, el tamaño del músculo en realidad parece más grande. Las manos, los pies y la columna vertebral del paciente cambiarán de forma a medida que avanza la enfermedad. También puede ocurrir una disminución de las capacidades cognitivas. La dificultad para respirar y la aparición de problemas cardíacos son signos de que la distrofia muscular de Duchenne ha entrado en una etapa avanzada en el paciente.

3. Becker

Aunque es similar y solo afecta a los hombres como la raza Duchenne, la distrofia muscular de Becker no es tan grave como la de Duchenne. Porque los síntomas de la distrofia muscular de Becker se desarrollan lentamente, pero pueden causar problemas cardíacos. Esta distrofia muscular ocurre generalmente en niños de 2 a 16 años, o como muy tarde a la edad de 25 años. [[Artículo relacionado]]

4. Facioescapulohumeral

Como su nombre lo indica, esta distrofia muscular afecta a los músculos. facioescapulohumeral, que funciona para mover la cara, los omóplatos y los huesos de la parte superior del brazo. Por lo tanto, la capacidad de masticar, tragar y hablar se verá afectada a medida que avanza la enfermedad. La dificultad para caminar también puede ocurrir más adelante en la vida. Los adolescentes y los adultos jóvenes tienen el potencial de verse afectados por esta enfermedad. Además, aunque se desarrolla lentamente, hay períodos breves, durante los cuales los músculos se debilitan y se descomponen rápidamente.

5. Faja del miembro

Esta enfermedad no conoce el género y puede aparecer cuando la víctima entra en la adolescencia y la adultez temprana. En general, esta distrofia muscular comienza en las caderas y se extiende lentamente a los hombros, brazos y piernas. Dentro de 20 años, las personas con distrofia muscular Faja del miembro puede volverse difícil caminar o incluso quedar paralizado.

6. Oculofaríngeo

Distrofia muscular oculofaríngeo ataca los ojos y la garganta. Esta enfermedad hace que los músculos de los ojos y la cara se debiliten, lo que dificulta la deglución por lo que los pacientes corren el riesgo de atragantarse. Esta distrofia muscular se presenta generalmente en hombres y mujeres con un rango de edad de 40 a 60 años y su desarrollo es lento. La distrofia muscular congénita ocurre en recién nacidos.

7. Congénito o congénito

La distrofia muscular también puede estar presente desde el nacimiento. Esta enfermedad puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres y, por lo general, progresa lentamente. La distrofia muscular congénita se caracteriza por debilidad muscular durante el recién nacido o en los primeros meses del bebé. También puede producirse una contracción muscular, por lo que las articulaciones se deterioran. Hay dos tipos de distrofia congénita, a saber, la distrofia muscular de Fukuyama y la distrofia muscular debida a la deficiencia de miosina. Esta forma de distrofia muscular de Fukuyama puede causar anomalías en el cerebro y pueden producirse convulsiones.

8. Emery-Dreifuss

Escribe Emery-Dreifuss Es un tipo muy raro de distrofia muscular. Esta enfermedad causa debilidad muscular en los hombros, la parte superior de los brazos y la parte inferior de las piernas. Los niños desde la edad de los niños hasta la adolescencia temprana son más susceptibles a esta enfermedad que las mujeres. Mientras que en las mujeres, la distrofia muscular Emery-Dreifuss Esto puede ocurrir si ambos cromosomas X tienen un defecto genético.

9. Distal

Es una distrofia muscular que también es rara, la distrofia muscular distal puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Este tipo de distrofia muscular causa debilidad en los músculos distales de brazos, manos y piernas. Sin embargo, la distrofia muscular distal es menos grave que los otros tipos, se desarrolla lentamente y afecta a menos músculos.

¿Se puede curar la distrofia muscular?

Los corticosteroides son uno de los tratamientos para la distrofia muscular al retardar su progresión, hasta el momento no existe un fármaco específico que pueda curar la distrofia muscular. El objetivo del tratamiento es retrasar la progresión de los síntomas, de modo que la capacidad del paciente para moverse no disminuya drásticamente. Algunos de los pasos para el manejo y la terapia que puede recomendar un médico incluyen:
  • Medicamentos corticosteroides. Además de ralentizar la progresión de la distrofia muscular, este fármaco también puede aumentar la fuerza muscular. Sin embargo, los corticosteroides no deben usarse a largo plazo porque pueden debilitar los huesos y aumentar el peso.
  • medicina para enfermedades del corazón, como bloqueadores beta y enzima convertidora de angiotensina (Inhibidores de ACE). Estos medicamentos solo se administran para tratar el tipo de distrofia muscular que afecta al corazón.
  • Aparato de respiración, que se utiliza cuando hay una disminución en el rendimiento de los músculos que regulan el sistema respiratorio. Esta herramienta sirve para ayudar a los pacientes a tener más libertad para respirar oxígeno, especialmente por la noche.
  • Asistencia de movilidad, como bastones y sillas de ruedas.

¿Qué tipo de ejercicio es adecuado si tengo distrofia muscular?

¿Las personas con distrofia muscular no deberían hacer ejercicio? ¡Por supuesto que puede! Las personas con distrofia muscular todavía necesitan entrenamiento muscular bajo la guía de un fisioterapeuta con licencia y experiencia. Los tipos de deportes que se pueden realizar son los siguientes:
  • Estiramiento muscular, para entrenar la función muscular para que no esté rígida y la capacidad de movimiento del paciente pueda durar más.
  • Ejercicio aeróbico de baja intensidad, por ejemplo, caminar y nadar. Este ejercicio ligero puede ayudar a ralentizar la progresión de la distrofia muscular.
  • Entrenamiento de fuerza muscular que tiene como objetivo ralentizar los síntomas de la debilidad muscular en la distrofia. Por ejemplo, levantar pesas. La intensidad de este ejercicio comienza desde el más ligero y luego aumenta gradualmente.
Pero recuerde, sea cual sea el tipo de ejercicio que elija, debe consultar con su médico antes de realizarlo. El inicio del ejercicio físico también debe estar bajo la guía de un fisioterapeuta profesional y experimentado. Con esto, los programas de entrenamiento para tratar los trastornos musculares pueden ejecutarse de manera más segura.