Aquí hay 10 formas de enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios

Es importante que los niños coman alimentos nutritivos con regularidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuando se satisfacen las necesidades nutricionales de los niños, se pueden prevenir la obesidad, las enfermedades cardíacas y el cáncer. Por tanto, conviene inculcar buenos hábitos alimenticios desde temprana edad.

Cómo inculcar buenos hábitos alimenticios en los niños

Cada alimento que ingresa al cuerpo de un niño tendrá un impacto en su salud. Al entenderlo, tu pequeño tendrá más cuidado a la hora de elegir los alimentos para comer. Además, puede ayudar a enseñarle a su hijo algunos buenos hábitos alimenticios, como:

1. Lleve a su hijo al mercado o al supermercado.

Antes de que la comida esté lista para ser servida en la mesa del comedor, nunca está de más llevar a los niños al mercado o al supermercado cuando sus padres compran ingredientes para cocinar. Muéstreles una variedad de opciones de alimentos saludables, como verduras y frutas. También puede decirle a su hijo que varios alimentos procesados ​​no son buenos para la salud, por lo que deben reducir su consumo. También puede darle a su hijo un "desafío". Pídale al niño que elija verduras o frutas de diferentes colores. Por ejemplo, verde (brócoli), naranja (zanahoria), rojo (tomate) o morado (berenjena). Después de eso, involucre al niño mientras cocina la comida que el niño ha elegido en el mercado.

2. Involucrar a los niños en el proceso de cocción.

Los niños pueden ayudar a los padres mientras cocinan. Por ejemplo, pídale a su hijo que limpie las verduras con agua o que quite las partes no comestibles de las verduras. Si los niños tienen entre 9 y 10 años, generalmente pueden hacer salsas o preparar otros ingredientes alimentarios. Este hábito no solo ayuda a los niños a querer comer alimentos saludables, sino que también les enseña a cocinar de forma independiente cuando sean adultos.

3. Deje que los niños elijan su propia comida y ración.

Deje que los niños elijan sus propios alimentos y porciones El hábito antes de comer que se les debe enseñar a los niños es dejarles elegir sus propios alimentos y porciones. Si a los niños se les permite elegir sus propios alimentos y porciones, es más probable que elijan alimentos saludables. Especialmente si los padres han servido una variedad de verduras o frutas en la mesa. Además, déjeles elegir sus propias porciones, según sus necesidades. Los padres deben probar esta forma de enseñar buenos hábitos alimenticios varias veces para que su pequeño se acostumbre.

4. Explique a los niños la importancia de una alimentación saludable.

También debe explicarle a su hijo la importancia de comer alimentos saludables. Explique que los nutrientes de las frutas y verduras pueden ayudar a que su cuerpo crezca. Dígales que las proteínas y los cereales integrales pueden proporcionar energía para las actividades.

5, pídale al niño que coma despacio

Pídale al niño que coma despacio. Explíqueles que comer demasiado rápido puede facilitarles el aumento de peso. Un estudio ha demostrado que las personas que comen demasiado rápido tienen un 115 por ciento más de probabilidades de volverse obesas que las que comen lentamente.

6. Enseñe a los niños a beber agua con regularidad.

Enseñe a los niños a beber agua con regularidad A veces, los niños olvidan o no quieren beber agua antes o después de comer. De hecho, el agua tiene un papel importante para la salud. Recuerde a los niños que deben beber agua constantemente antes o después de comer. Varios estudios han demostrado que beber agua puede ayudarlo a perder peso, mantener un peso corporal ideal y aumentar la cantidad de calorías quemadas cada día. Beber agua también es un buen hábito antes de comer. Porque, este hábito puede reducir la cantidad de calorías consumidas para poder mantener el peso.

7. Presente una nueva receta de comida saludable cada semana.

Tal vez haya experimentado confusión cuando quiere servir comida a los niños para que no se aburran. Esta es la razón por la que muchas personas terminan dando la misma receta una y otra vez. Para evitar esto, intente hacer una nueva receta de comida saludable cada semana. Además de eliminar el aburrimiento en los niños, esto también puede hacer que los nutrientes que ingresan al cuerpo sean más variados.

8. Presente a su hijo bocadillos saludables

Cuando escuche la palabra bocadillo, quizás lo que les viene a la mente a padres e hijos sea un pastel dulce o un helado. Recomendamos intentar cambiar la definición de este snack. Enseñe a los niños a comer bocadillos saludables, como rodajas de zanahoria o manzanas. Estos buenos hábitos alimentarios harán que tu pequeño evite los bocadillos poco saludables.

9. Invite a los niños a comer en la mesa con sus padres y hermanos.

Los niños que comen en la mesa con sus familias tienden a estar más dispuestos a comer alimentos saludables, como frutas y verduras. También se cree que los niños están protegidos de comida chatarra si comen juntos en la mesa.

10. Sea un buen modelo a seguir

Las diversas formas de enseñar buenos hábitos alimenticios anteriores no serán efectivas si no está dispuesto a dar el ejemplo a sus hijos. Por lo tanto, trate de ser un modelo a seguir para ellos. Por ejemplo, si prohíbe a su hijo que no consuma bebidas azucaradas como las gaseosas, tampoco debe beberlas. [[artículos relacionados]] Estas diversas formas de enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios les ayudarán a acostumbrarse a comer alimentos saludables y evitar comida chatarra. Si desea obtener más información sobre los patrones de alimentación saludable para los niños, no dude en consultar a un médico en la aplicación de salud familiar SehatQ de forma gratuita. ¡Descárgalo en App Store o Google Play ahora!