La impotencia se puede curar con estos diversos tratamientos

El término impotente puede resultar familiar en la sociedad, especialmente entre los hombres adultos. La impotencia es una condición que ocurre cuando el pene no puede lograr una erección, mantener una erección o eyacular constantemente a pesar de la estimulación sexual. Un estudio de 2007 publicado en el American Journal of Medicine señaló que el riesgo de impotencia aumenta con la edad. Esta condición ciertamente puede tener un impacto significativo en la vida sexual y mental de quien la padece. Entonces, ¿se puede curar la impotencia?

¿Se puede curar la impotencia?

Con el tratamiento adecuado, la impotencia se puede curar por completo. Reportado desde Republica , alrededor del 90 por ciento de todos los casos de impotencia en los hombres pueden incluso curarse sin cirugía. El tratamiento de la impotencia se realiza en función de las condiciones que la provocan. Existen varias opciones de tratamiento para tratar la impotencia, que incluyen:

1. Drogas

La elección de los medicamentos que se pueden usar para tratar la impotencia, a saber, avanafilo, sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo y terapia de reemplazo de testosterona. Estos medicamentos no causan directamente una erección, por lo que aún debe sentir excitación sexual. Estos medicamentos también tienen una serie de efectos secundarios que pueden aparecer, incluidos dolores de cabeza, enrojecimiento facial, congestión nasal, indigestión y la aparición de un color azul en la visión.

2. Alprostadil

El alprostadil es una hormona artificial que puede ayudar a estimular el flujo sanguíneo al pene. Esta hormona puede inyectarse directamente en el pene o insertarse en la uretra. Por lo general, la erección se producirá entre 5 y 15 minutos más tarde. Sin embargo, la duración de la erección varía según la dosis de uso. Algunos de los efectos secundarios de este tratamiento incluyen cambios en la presión arterial, dolor de cabeza, mareos, dolor en el pene, sensación de ardor en la uretra y sangrado uretral.

3. Operación

La cirugía vascular puede aumentar el flujo sanguíneo en el pene para que el pene pueda volver a tener una erección. En casos graves, es posible que se requiera una cirugía de implante de pene. Este procedimiento quirúrgico se recomienda cuando otros métodos de tratamiento no dan resultados significativos.

4. Asesoramiento

Se necesita asesoramiento si la impotencia es causada por estrés, ansiedad u otros problemas psicológicos. Su médico le sugerirá que visite a un psicólogo o psiquiatra. También debería pasar más tiempo con su pareja.

5. Remedios naturales

Existen varios remedios naturales que se cree que ayudan a superar la impotencia. Algunos de estos tratamientos alternativos incluyen acupuntura, ginseng rojo coreano y jugo de granada. Sin embargo, antes de intentar usar remedios naturales, primero debe consultar con su médico para garantizar la seguridad de su condición.

6. Cambios en el estilo de vida

Los cambios en el estilo de vida también pueden ayudar al proceso de tratamiento de la impotencia. Algunos cambios en el estilo de vida que puede hacer incluyen dejar de fumar, limitar el consumo de alcohol, llevar una dieta nutritiva equilibrada, hacer ejercicio con regularidad, evitar el estrés y la ansiedad y fortalecer la comunicación con su pareja. [[Artículo relacionado]]

Causas de la impotencia

La impotencia puede ser causada por problemas físicos o psicológicos experimentados por la víctima. La siguiente es una explicación de estos dos problemas.

1. Problemas físicos

Varios problemas físicos son las causas más comunes de impotencia, a saber:
  • Enfermedad del corazón
  • Colesterol alto
  • Bloqueo de los vasos sanguíneos
  • Lesión del pene
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Síndrome metabólico
  • enfermedad de Parkinson
  • Esclerosis múltiple
  • El hábito de fumar
  • Beber demasiado alcohol
  • Alteración del sueño
  • lesión espinal
  • enfermedad de Peyronie
  • Tratamiento del cáncer de próstata o agrandamiento de la próstata.
   

2. Problemas psicológicos

Algunos de los problemas psicológicos que son las causas más comunes de impotencia, a saber:
  • Estrés
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Otras condiciones de salud mental
  • Problemas de relación, como mala comunicación.
Si no puede lograr una erección con su pareja sexual, lo más probable es que la impotencia se deba a un problema psicológico. Mientras tanto, si nunca puede lograr una erección, los problemas físicos pueden ser la causa. Algunos hombres pueden incluso experimentar impotencia debido a estos dos factores. Sin embargo, tenga en cuenta que no todos los casos de impotencia se pueden curar. Aun así, no dudes en consultar a un médico. El médico determinará el tratamiento adecuado para tratar la impotencia.