Signos de ablutofobia o fobia al baño, aquí se explica cómo superarlo

Es normal tener pereza para tomar una ducha, especialmente cuando el aire es demasiado frío y aún es demasiado temprano. Sin embargo, hay algunas personas que realmente experimentan un miedo extremo a bañarse. Esta condición se conoce como ablutofobia. El baño es una actividad que hay que realizar todos los días, sobre todo si pasamos mucho tiempo realizando actividades al aire libre. Al ducharse, limpia los gérmenes y la suciedad que se adhieren al cuerpo después de un día cansado de actividades. Sin embargo, las personas con ablutofobia optan por no bañarse a pesar de que sus cuerpos sudan mucho. Una variedad de factores pueden contribuir a la fobia al baño, desde la genética hasta experiencias traumáticas pasadas.

¿Qué es la ablutofobia?

La ablutofobia es una fobia específica que provoca que quienes la padecen experimenten un miedo extremo a bañarse. de acuerdo a Asociación de Trastornos de Ansiedad de Columbia Británica , los niños corren un mayor riesgo de padecer esta fobia. Además, también se explicó que esta condición la experimentan con mayor frecuencia los niños en el rango de edad de 7 a 11 años. Aunque esta fobia es más peligrosa para los niños, no significa que los adultos no puedan experimentarla. Si no recibe tratamiento, la ablutofobia puede tener un efecto negativo en su vida en general. Además, esta condición también aumenta el riesgo de infectarse con la enfermedad.

Síntomas comunes de ablutofobia

La fobia al baño desencadena la aparición de una serie de síntomas en quienes la padecen. Los síntomas de esta afección pueden ocurrir física o mentalmente. Los siguientes son algunos de los síntomas comunes que experimentan las personas con ablutofobia al lidiar con sus miedos:
  • Nauseabundo
  • Transpiración
  • Dificil respirar
  • Temblor del cuerpo
  • Corazón latiendo rápido
  • Mareos y ganas de desmayarse
  • Tratando de evitar bañarse a propósito
  • Sentir miedo y ansiedad excesivos por bañarse.
  • Darse cuenta de que el miedo extremo a bañarse no es razonable, pero es incapaz de controlarlo.
Los síntomas que experimenta cada persona que padece ablutofobia pueden ser diferentes entre sí. Si experimenta los síntomas anteriores, consulte inmediatamente a un médico para averiguar la afección subyacente.

Causas de alguien que sufre de ablutofobia

La causa de alguien que sufre de ablutofobia no se conoce con certeza. Sin embargo, al igual que ocurre con otras fobias específicas, existen varios factores que contribuyen al desarrollo de esta condición. Varios factores pueden desencadenarlo, entre ellos:
  • Tener personas cercanas con condiciones similares
  • Experiencias traumáticas relacionadas con el baño en el pasado.
  • Cambios en la función cerebral causados ​​por el envejecimiento o una lesión.

Problemas comúnmente experimentados por personas con ablutofobia

Varios aspectos de su vida pueden verse alterados cuando tiene ablutofobia. No ducharse hace que su cuerpo huela mal, especialmente si acaba de terminar una actividad que suda mucho. Socialmente, es posible que otros lo rechacen debido a esta condición. Esto hará que la víctima se sienta aislada. Cuando se siente aislado, el estrés que experimenta tiene el potencial de causar depresión. Como escape, algunos enfermos intentan superar el miedo y la ansiedad que experimentan consumiendo alcohol y drogas. Este mal hábito ciertamente puede tener un impacto negativo en la salud en general. La fobia al baño también aumenta el riesgo de desarrollar muchas enfermedades. La acumulación de bacterias debido a no bañarse hace que quienes padecen ablutofobia sean más susceptibles a las enfermedades de la piel. Además, las bacterias del cuerpo sucio también pueden transferirse a los alimentos cuando los tocas. Como resultado, los pacientes también corren el riesgo de contraer enfermedades asociadas con trastornos digestivos.

¿Cómo lidiar con la ablutofobia?

Hay varias formas de superar la ablutofobia. Las medidas de tratamiento pueden ser en forma de terapia, consumo de ciertos medicamentos o una combinación de los dos.
  • Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual te invita a identificar cuáles son los factores que provocan el miedo al baño. Una vez identificado, el terapeuta lo invitará a cambiar los patrones de pensamiento negativo en su cabeza para que sea más realista. Además, el terapeuta también le enseñará la forma correcta de responder a sus miedos.
  • Terapia de exposición

En esta terapia, los que sufren de fobia al baño se enfrentarán directamente a lo que ha sido su miedo. La exposición a una fobia es generalmente gradual. Al comienzo de la reunión, es posible que solo se le solicite que encienda ducha o ir al baño. Si lo supera, el terapeuta se actualizará a una experiencia de baño más completa y prolongada.
  • Tratamiento médico

Su médico puede recetarle una serie de medicamentos para tratar los síntomas que surgen cuando se trata de algo relacionado con el baño. Algunos de los medicamentos que se usan comúnmente para tratar los síntomas incluyen ansiolíticos (benzodiazepinas) y antidepresivos (ISRS). [[Artículo relacionado]]

Notas de SehatQ

La ablutofobia es una condición que hace que quienes la padecen experimenten miedo o ansiedad extremos al bañarse. Esta condición, que suele afectar a niños de 7 a 11 años, se desencadena por diversos factores que van desde experiencias traumáticas, genéticas, hasta cambios en la función cerebral. La forma de superar la fobia al baño se puede hacer con terapia o el consumo de medicamentos recetados por un médico. Para discutir más sobre la ablutfobia y cómo superarla, pregúntele a su médico directamente en la aplicación de salud SehatQ. Descárguelo ahora en App Store y Google Play.