Pasivo-agresivo es un rasgo que confunde a las parejas

El término "pasivo-agresivo", por supuesto, lo ha escuchado a menudo. Ya sea en un entorno laboral, en una amistad o tal vez, a menudo se le acusa de actuar de forma pasiva-agresiva. En realidad, ¿qué es pasivo-agresivo? Cuales son las caracteristicas? El comportamiento pasivo-agresivo es el comportamiento de expresar sentimientos de decepción o enojo implícitamente en lugar de ser transmitidos directa y abiertamente. Las personas con este comportamiento no se atreven a expresar sus emociones negativas y tienen una discrepancia entre su habla y su comportamiento.

Reconocer pasivo-agresivo y ejemplos

El comportamiento pasivo agresivo no es en realidad un trastorno mental independiente. Sin embargo, este comportamiento puede ser síntoma de ciertos trastornos psiquiátricos. Las personas con comportamiento pasivo-agresivo corren el riesgo de tener dificultades para mantener buenas relaciones con los demás, incluso en el trabajo, la amistad y los entornos amorosos. El comportamiento pasivo agresivo corre el riesgo de dañar las relaciones con los socios. El comportamiento pasivo-agresivo se puede demostrar de diversas formas en una variedad de escenarios. Por ejemplo, en una relación romántica, alguien suele decir que no está enojado con su pareja. Sin embargo, estas palabras no coincidían con su comportamiento de cerrar la comunicación y negarse a seguir discutiendo el asunto. Esto, por supuesto, tiene un impacto en el riesgo de dañar la relación amorosa. En un entorno laboral, las personas con comportamiento pasivo-agresivo también suelen postergar las tareas encomendadas por sus superiores o compañeros. En lugar de transmitir abiertamente que está demasiado abrumado con el trabajo en cuestión, el empleado prefiere permanecer en silencio, posponer las cosas y recoger deliberadamente las asignaciones de último segundo.

Características de las personas pasivo-agresivas

Básicamente, la agresividad pasiva se caracteriza por un desajuste entre el habla y el comportamiento. Los siguientes son signos de agresión pasiva que una persona puede mostrar.
  • Facilmente ofendido
  • Comportamiento desagradable
  • Procrastinar o ser olvidadizo
  • Realizar tareas de manera ineficiente
  • Comportarse cínicamente
  • Muestra hostilidad
  • Testarudo
  • Culpar a los demás
  • Quejarse porque no se siente apreciado
  • Muestra disgusto por las solicitudes de otras personas.
  • Criticar o protestar a menudo

¿Qué causa el comportamiento pasivo-agresivo?

El comportamiento pasivo-agresivo es bastante común en muchas personas. Aquí están las diversas causas.

1. Crianza de los hijos

Se cree que los factores ambientales y la crianza desde la infancia son una de las causas del comportamiento pasivo-agresivo. Este comportamiento puede ser mostrado por alguien a partir de los resultados del cuidado familiar que no alienta a los niños a expresar sus sentimientos abiertamente.

Este patrón de crianza hace que las personas con comportamiento pasivo-agresivo sientan que no se les permite expresar su enojo y frustración, por lo que lo transmiten pasivamente a los demás.

2. Situaciones específicas específicas

Situaciones específicas pueden ser la causa del comportamiento pasivo-agresivo de una persona. Por ejemplo, cuando se encuentra en una situación en la que no es posible actuar, el individuo pasivo-agresivo se verá obligado a expresar su frustración de forma implícita. Estas condiciones incluyen las que ocurren en el entorno laboral y familiar.

3. Evite la confrontación

Los factores internos de una persona también pueden desencadenar un comportamiento pasivo-agresivo. Dado que ser abierto tiende a ser difícil y desafiante para algunas personas, optarán por buscar "atajos". En lugar de enfrentarse a la persona que desencadena su decepción, optará por mostrarla en la oscuridad. [[Artículo relacionado]]

Consejos para controlar el comportamiento pasivo-agresivo

Trate de mantener la calma antes de reaccionar de cierta manera. La agresividad pasiva corre el riesgo de dañar las relaciones personales y profesionales. Para superar esto, se pueden probar los siguientes consejos para controlar este comportamiento.
  • Aumente la conciencia de sí mismo de las cosas que le gustan y las que no le gustan.
  • Empezar a prestar atención a las condiciones y tipos de personas que pueden estropear el estado de ánimo.
  • Enumere los posibles factores que provocan pasividad-agresión, como en el entorno laboral y las relaciones personales.
  • Trate de calmarse antes de reaccionar ante condiciones que provoquen un comportamiento pasivo-agresivo
  • Exprese opiniones abiertamente con cautela cuando se enfrente a situaciones estresantes. Por ejemplo, si fecha límite que se debe completar no permite aceptar una nueva tarea, puede expresar un aumento en el plazo para la nueva tarea.
  • Practica para expresarte
  • Sea honesto con su pareja si la actitud que muestra tiende a ser injusta en la relación

Consultar a un psiquiatra

El comportamiento pasivo-agresivo puede ser grave o ser un síntoma de ciertos trastornos mentales. Por lo tanto, si es muy difícil controlar esta actitud destructiva, se recomienda encarecidamente que consulte a un psicólogo y psiquiatra. Un psicólogo o psiquiatra puede identificar el comportamiento pasivo-agresivo y brindar asistencia para controlarlo y corregirlo. El terapeuta también puede ayudar a comprender la ira y la baja autoestima, que son riesgosas para desencadenar un comportamiento pasivo-agresivo. La terapia con un psiquiatra también te ayudará a crear estrategias de afrontamiento, a controlar estos comportamientos de una manera más saludable, para ti y para los demás.

Notas de SehatQ

El comportamiento pasivo-agresivo es una revelación implícita de sentimientos que pueden ser dañinos para uno mismo y las relaciones sociales. Para obtener más información sobre el comportamiento pasivo-agresivo y cómo controlarlo, pregúntale al doctor directamente en la aplicación de salud familiar SehatQ. Descárgalo ahora en App Store y Google Play .