Síndrome del olor a pescado, una enfermedad que provoca el olor corporal a pescado salado

Para la mayoría de las personas, el olor corporal es un flagelo y puede hacer que disminuya la confianza en uno mismo. No es infrecuente que haya personas que tienden a hacer cualquier cosa para deshacerse del olor corporal. Sin embargo, ¿qué pasa si el sudor producido huele a pescado como a pescado salado? El olor corporal del pescado salado está asociado con la condición de trimetilaminuria o síndrome del olor a pescado.síndrome del olor a pescado), que es un trastorno genético poco común que hace que el cuerpo emita un olor a pescado como el del pescado salado y está presente desde el nacimiento. El síndrome que causa el olor a pescado salado parece ser más común en mujeres que en hombres. Si bien aún no hay una razón clara para esto, los investigadores sugieren que las hormonas sexuales femeninas, como el estrógeno y la progesterona, pueden desempeñar un papel.

Síntomas del síndrome del olor a pescado que hace que el cuerpo huela a pescado salado

El síntoma principal del síndrome del olor a pescado es que el cuerpo emite un fuerte olor a pescado salado que proviene del sudor, la orina y el aliento. Hasta el momento no hay otros síntomas más que un mal olor. Aunque este síndrome del olor a pescado salado no causa problemas de salud física, algunas personas dicen que el olor a pescado salado liberado puede afectar la salud mental, emocional y social de quienes lo padecen. Pueden aislarse socialmente o deprimirse debido a la afección.

Las principales causas del síndrome del olor a pescado.

Las bacterias del intestino nos ayudan a digerir las proteínas de los alimentos, como los huevos, las nueces y los mariscos. En el proceso, estos alimentos producen una sustancia química de olor fuerte llamada trimetilamina. La mutación genética incorrecta es el factor principal que causa el síndrome del olor a pescado salado. En la mayoría de las personas con este síndrome, generalmente falta la enzima FMO3 o su gen FMO3 no funciona tan bien como otros. Esta enzima convertirá la trimetilamina con olor a pescado en otra molécula inodoro. Si falta la enzima, la trimetilamina no se puede procesar y se acumulará en el cuerpo. Las personas con síndrome de olor a pescado heredan el gen FMO3 de uno de sus padres. En otras palabras, cada padre será el "portador" de la enfermedad. Los padres portadores pueden no tener ningún síntoma o pueden tener solo síntomas leves.

¿Existen otras causas del síndrome del olor a pescado?

Aunque las mutaciones genéticas son la causa de la mayoría de los casos del síndrome que causa el olor a pescado salado, esta condición también puede ser causada por otros factores. Un olor a pescado como el pescado puede resultar de un exceso de ciertas proteínas en la dieta o de un aumento de las bacterias que normalmente producen un olor a pescado salado en el sistema digestivo. En algunos casos, el trastorno se ha identificado en adultos con enfermedad hepática o renal. Se han informado síntomas transitorios de esta afección en un pequeño número de bebés prematuros y en algunas mujeres sanas al comienzo de la menstruación.

Cómo lidiar con el síndrome del olor a pescado

Actualmente, no existe cura para el síndrome del olor a pescado, pero varias cosas pueden ayudar a reducir el olor. Los síntomas de este síndrome también se pueden aliviar realizando ciertos cambios en el estilo de vida. El truco consiste en evitar los alimentos que pueden desencadenar olores, como:
  • Leche de vaca
  • Mariscos
  • Huevo
  • Leguminosas
  • Nueces
  • Hígado y riñón (despojos)
  • Suplementos que contienen lecitina.
Además, hay varias otras cosas que puede hacer para llevar un estilo de vida saludable, que incluyen:
  • Evite el ejercicio vigoroso. Intente hacer ejercicio ligero que no le haga sudar demasiado.
  • Trate de encontrar formas de relajarse. Porque el estrés puede empeorar los síntomas del síndrome del olor a pescado salado.
  • Lávese la piel con un jabón o champú ligeramente ácido. Busque productos con un pH de 5,5 a 6,5.
  • Use ropa o cualquier cosa que absorba el sudor o sea absorbente.
  • Lave la ropa con frecuencia.
[[artículos relacionados]] Si siente que el síndrome del olor a pescado salado tiene un impacto psicológico o social en la víctima, consulte inmediatamente a un médico o psicólogo. Es importante que los enfermos de esta enfermedad reciban una adecuada asistencia psicosocial, que les ayude en su vida diaria y superen los problemas que el síndrome del olor a pescado provoca en su bienestar.