Aerofobia, la razón del miedo a volar un avión que provoca un ataque de pánico

¿Alguna vez has conocido a alguien que estaba increíblemente asustado en un avión? ¿O lo ha experimentado usted mismo? Podría ser aerofobia. La aerofobia es el horror extremo de tener que subir a un avión. De hecho, este miedo persiste no solo por un momento. Otro término para la aerofobia es aviofobia. Según un estudio de 2016 de la Universidad de Nueva Inglaterra, al menos entre el 2,5 y el 40% de las personas experimentan ansiedad por volar cada año.

Los síntomas de la aerofobia

La principal diferencia entre la aerofobia y el miedo habitual a volar es la intensa sensación de pavor. Es posible sentir una ansiedad excesiva justo cuando piensa en subirse a un avión o volar. Algunos de los síntomas físicos que pueden aparecer cuando esto ocurre incluyen:
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Desorientación
  • Sudoración excesiva
  • Piel rojiza
  • Temblando
  • Nauseabundo
  • Dificultad para respirar
  • Una sensación de asfixia
  • El sistema digestivo se siente incómodo
  • No puedo pensar con claridad
  • Temblor del cuerpo
En algunos casos, también hay personas que experimentan ataques de pánico o ... ataques de pánico. En esta condición, habrá una sensación de que es difícil distinguir entre realidad y no, así como miedo a la muerte. Además, hay personas que solo sienten miedo cuando empiezan a subir al avión o embarque. Sin embargo, es posible que haya personas que hayan sentido el horror al pisar el aeropuerto. [[Artículo relacionado]]

Causas de la aerofobia

El detonante de la ocurrencia aerofobia Podría deberse a una cosa o una combinación de varios factores. A veces, esta condición puede desencadenarse o empeorar si una persona tiene otras fobias como:
  • Claustrofobia (fobia a los espacios pequeños)
  • Acrofobia (fobia a las alturas)
  • Fobia a los gérmenes (fobia a los gérmenes o la presencia de extraños)
Los tres tipos de fobias anteriores realmente pueden empeorar la aerofobia. Especialmente cuando tienes que pasar bastante tiempo en el avión con muchos otros extraños. No se trata solo de fobias, también hay problemas físicos que contribuyen al miedo a volar, como:
  • Sinusitis o bloqueo del oído medio que causa dolor al volar.
  • Fiebre y otros problemas crónicos de los senos nasales que causan malestar.
  • Enfermedad cardíaca u otras afecciones médicas que aumentan el riesgo de coágulos de sangre
Todos pueden tener diferentes factores desencadenantes para la aparición del miedo a volar por la borda. Pero si se resumen, algunos de los factores comunes son:

1. Experiencia traumática

La existencia de una experiencia traumática como sobrevivir a un accidente aéreo puede desencadenar la aparición de aerofobia. De hecho, ver noticias sobre un accidente aéreo también puede provocar miedo a volar. Por ejemplo, hubo personas que tuvieron miedo de subirse a los aviones después de los ataques del 11 de septiembre.

2. Factores ambientales

Si los padres tienden a temer volar, entonces puede surgir el mismo horror. Además, ver a amigos o familiares que tienen fobia a volar también puede tener un impacto.

3. Otro conflicto

A veces, el miedo a volar también puede ocurrir debido a otros conflictos, como el estrés en el trabajo con frecuentes viajes largos. Otro ejemplo es un niño cuyos padres están divorciados y tiene que volar con frecuencia para visitar a uno de sus padres, puede experimentar aerofobia como mecanismo de defensa contra el trauma del divorcio. No solo eso, otros problemas incontrolables como el mal tiempo, las turbulencias durante el despegue y el aterrizaje y los retrasos en los vuelos también pueden exacerbar el miedo a volar. [[Artículo relacionado]]

Cómo superar la aerofobia

El miedo a volar es una condición tratable, aunque no se sabe exactamente qué lo desencadena. Algunos de los tipos de tratamiento más comunes son:
  • Terapia psicologica

Los tipos de terapia psicológica pueden ser la terapia cognitivo-conductual que tiene como objetivo cambiar los pensamientos negativos que desencadenan el miedo. En este método, hay varios enfoques, como la terapia de exposición, la desensibilización sistemática, la terapia individual, las técnicas realidad virtual para vencer el miedo a volar.
  • Lecciones de vuelo

También hay una manera de superar el miedo a volar tomando un curso de vuelo durante 2-3 días. Durante la clase, se le invitará a conocer al piloto, los procedimientos de seguridad de vuelo e incluso a volar en el avión. Conocer todo el proceso más de cerca hará que la persona se sienta más cómoda y menos asustada.
  • Tratamiento

Para aliviar ciertos síntomas como náuseas o ansiedad excesiva, el médico recomendará ciertos medicamentos para prevenir el mareo por movimiento. Además, los médicos también pueden recetar medicamentos contra la ansiedad, pero solo a corto plazo. [[Artículo relacionado]]

Notas de SehatQ

Una de las claves para superar el miedo a volar es identificar de dónde proviene el pensamiento irracional. Cuando vea un patrón, intente reemplazarlo con un pensamiento más realista y útil. Además, comprenda que los aviones cuentan con mecanismos de seguridad adecuados. Saber cómo funcionan los aviones y por qué se producen las turbulencias, e incluso comprender el significado de ciertos sonidos, hará que la experiencia de volar sea menos intimidante. También puede practicar técnicas de relajación cuando empiece a tener miedo. Por ejemplo, practicando la respiración, la visualización, hasta la relajación muscular progresiva. Para discutir más a fondo los síntomas de la aerofobia, pregúntale al doctor directamente en la aplicación de salud familiar SehatQ. Descárgalo ahora en App Store y Google Play.