Escherichia coli (E. coli) bacterias y enfermedades que causa

Escherichia Coli o E. coli es una bacteria que normalmente vive en el intestino humano. En condiciones normales, estas bacterias no causarán alteraciones y en realidad son útiles para la salud digestiva. Sin embargo, bajo ciertas condiciones, estas bacterias pueden resultar peligrosas. La E. coli en sí misma consta de varios tipos y cada uno puede causar diferentes enfermedades. Los tipos que pueden causar problemas de salud generalmente se encuentran en alimentos y bebidas contaminados. Entonces, cuando lo comes accidentalmente, esta infección bacteriana puede ocurrir en el cuerpo.

La infección por Escherichia coli generalmente desaparece por sí sola en una semana. Pero en condiciones severas, se necesita más tiempo y cuidados intensivos para aliviarlo.

Enfermedades que pueden ser causadas por la bacteria E. coli

Existen varios tipos de bacterias E. coli que son beneficiosas para el cuerpo. Pero otros tipos corren el riesgo de desencadenar la enfermedad. A continuación, se detallan algunos problemas de salud que pueden surgir debido a esta contaminación bacteriana.
  • Comida envenenada
  • Diarrea
  • Neumonía
  • Infección del tracto urinario
Un tipo de bacteria E. coli puede incluso producir una toxina llamada Shiga. Estas toxinas dañarán las paredes de sus intestinos, desencadenando diversas enfermedades digestivas. Este tipo de bacteria también se conoce como STEC o E. coli productora de toxina Shiga. Otro tipo de bacteria Escherichia Coli, O157: H7, puede incluso desencadenar problemas de salud graves. Se sabe que esta bacteria hace que las personas infectadas experimenten heces con sangre, vómitos y calambres estomacales. De hecho, este tipo de bacteria es la que causa con mayor frecuencia insuficiencia renal aguda en los niños. Además, los síntomas como convulsiones, fiebre, sangrado, confusión e insuficiencia renal en adultos también pueden ser causados ​​por E. coli tipo O157: H7.

Causas de la infección bacteriana por E. coli

Generalmente, esta contaminación bacteriana puede ocurrir en personas que no mantienen la limpieza de los alimentos y bebidas que consumen. Las siguientes son algunas de las líneas de distribución de la bacteria E. coli que debe conocer.

1. Procesamiento y consumo de alimentos no limpios

Si los alimentos crudos se procesan de manera no limpia, es muy probable que se produzca una contaminación con la bacteria E. coli. Estos son algunos hábitos que pueden hacer que se infecte con esta bacteria.
  • No se lave las manos antes y después de cocinar o comer.
  • No limpiar adecuadamente los utensilios de cocina, lo que resulta en contaminación cruzada. Por ejemplo, un cuchillo que se usa para cortar el pollo se usa nuevamente para cortar la fruta que luego se come sin cocinarla.
  • Consumir productos lácteos rancios.
  • Consumir alimentos almacenados a una temperatura incorrecta.
  • Consumir alimentos poco cocidos, especialmente carne, incluidas aves y res
  • Comer mariscos crudos
  • Beber leche fresca sin esterilizar
  • Coma verduras o frutas crudas sin lavarlas adecuadamente.

2. Proceso de corte inadecuado

Si el método de sacrificio de animales realizado en granjas o mataderos no es el adecuado, las bacterias en los intestinos del animal pueden contaminar la carne y otras partes que se consumirán.

3. Agua contaminada

En áreas donde es difícil acceder a fuentes de agua potable y arreglos de saneamiento deficientes, es probable que ocurra una infección con la bacteria E. coli. Esto se debe a que el agua existente es susceptible a la contaminación por bacterias de los desechos humanos y animales de la zona.

4. Difundir entre personas

La bacteria E. coli puede transmitirse entre humanos si una persona infectada no se lava las manos después de defecar y toca o sacude directamente a otra persona. Los hogares de ancianos, las escuelas y las guarderías son lugares que tienen el potencial de transmitir la E. coli entre los humanos.

5. Propagación directa de animales

Las personas cuyo trabajo diario debe tener contacto directo con vacas, cabras y ovejas, tienen un mayor riesgo de infección por E. coli. Las bacterias pueden ingresar al cuerpo si la persona no se lava las manos inmediatamente después de tocar al animal directamente.

Síntomas de la infección bacteriana por E. coli

Los síntomas de la infección por la bacteria E. coli que ataca los intestinos suelen aparecer entre 1 y 10 días después de la exposición. Luego, después de aparecer, este trastorno generalmente se presentará entre 5 y 10 días. Mientras que los síntomas causados ​​por bacterias del tipo E. coli O157 aparecerán en promedio 3-4 días después de que ocurra la infección. A continuación, presentamos algunas afecciones que a menudo surgen cuando alguien está infectado con E. coli.
  • Dolor abdominal y calambres estomacales repentinos
  • Evacuaciones intestinales líquidas que generalmente aparecen algún tiempo después de que el estómago comienza a sentirse mal
  • CAPITULO sangriento
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • El cuerpo se siente débil
Mientras tanto, en condiciones de infección severa, los síntomas que surgen pueden incluir:
  • Orina con sangre
  • La cantidad de orina que sale al orinar sigue disminuyendo.
  • Pálido
  • La piel se ve magullada sin motivo aparente
  • Deshidración
Si experimenta síntomas graves de E. coli, comuníquese con su médico de inmediato. Porque si no se controlan, estas bacterias pueden continuar dañando varios órganos del cuerpo y causar complicaciones como daño a los glóbulos rojos o insuficiencia renal.

Tratamiento de la infección por E. coli Hasta ahora, no existe ninguna instrucción específica que se pueda hacer para destruir la bacteria que causa la infección del cuerpo. A menudo, esta infección desaparecerá por sí sola siempre que beba mucha agua y descanse lo suficiente. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que cuando experimente heces blandas o heces blandas debido a estas bacterias, no tome medicamentos para la diarrea. Porque estos medicamentos ralentizarán el trabajo del sistema digestivo para que las bacterias duren más en el intestino. Deje que las heces pasen cuando sea necesario, mientras se asegura de seguir bebiendo suficientes líquidos para evitar la deshidratación. En la infección por E. coli, tampoco se recomienda el uso de antibióticos porque puede aumentar el riesgo de complicaciones. Si la infección que está experimentando es muy grave, como el síndrome urémico hemolítico, el médico le administrará líquidos por vía intravenosa. También son posibles otros tratamientos como transfusiones de sangre y diálisis o procedimientos de diálisis.

Cómo prevenir la infección por Escherichia Coli

Para evitar la bacteria E. coli, siempre siga los siguientes pasos:
  • Asegúrese de lavar todas las verduras, frutas, carnes y cualquier alimento que vaya a cocinar y comer.
  • Cocine la carne hasta que esté cocida, especialmente la carne molida.
  • No beba leche recién extraída sin haberla esterilizado primero.
  • Limpiar todos los cubiertos y cocinar después de cada uso.
  • Guarde los alimentos correctamente en el frigorífico. No almacene frutas y verduras cerca de la carne.
  • Lávese las manos con cuidado antes y después de comer y cocinar, así como después de ir al baño.
  • No comas al azar.
  • Mantenga a las mascotas limpias y lávese las manos después de tocarlas.
[[related-article]] La infección bacteriana por Escherichia Coli también es muy posible de evitar siempre que mantenga una buena higiene personal. Además, los pasos preventivos anteriores también lo ayudarán a evitar otras enfermedades, como la hepatitis A y la fiebre tifoidea.