Tipos de vitaminas para el poder corporal para mantenerse saludable y en forma

Para que el cuerpo esté siempre sano y protegido de las enfermedades, mantener un sistema inmunológico sano es muy importante. Hay muchas formas de aumentar la resistencia que deben aplicarse. Empezando por el ejercicio regular, durmiendo lo suficiente, hasta consumir suficientes vitaminas para la resistencia. Las vitaminas para el sistema inmunológico también se pueden obtener de alimentos saludables o multivitamínicos.

¿Por qué el cuerpo necesita vitaminas?

Las vitaminas son micronutrientes que juegan un papel vital en el sustento de la vida. Las vitaminas desempeñan un papel en cientos de actividades del cuerpo, que van desde fortalecer los huesos, curar heridas y mejorar la función inmunológica. Por su papel fundamental para el organismo, las vitaminas se clasifican como nutrientes esenciales que deben ser aportados desde fuera del organismo. Desafortunadamente, a pesar de que se clasifica como un micronutriente o se necesita en pequeñas cantidades, muchas personas todavía tienen una deficiencia o deficiencia de ciertas vitaminas. La deficiencia de vitamina también puede causar ciertos síntomas, como cabello y uñas quebradizos o encías sangrantes.

Además, debido a que está involucrado en la salud del sistema inmunológico, la falta de algunos tipos de vitaminas corre el riesgo de hacer que una persona se enferme fácilmente y se infecte con patógenos que causan enfermedades. Satisfacer las necesidades de vitaminas, especialmente las inmunológicas, es muy importante para que el cuerpo esté siempre sano. Las vitaminas para el sistema inmunológico se encuentran básicamente en alimentos saludables. Sin embargo, a algunas personas les resultará difícil satisfacer las necesidades de vitaminas, por lo que puede ser necesario el consumo de multivitamínicos. [[Artículo relacionado]]

Tipos de vitaminas para el sistema inmunológico que es importante consumir

Existen varios tipos de vitaminas para el sistema inmunológico que puede satisfacer sus necesidades. Varios tipos de vitaminas para el sistema inmunológico incluyen las vitaminas C, E y A.

1. Vitamina C

Si desea aumentar su sistema inmunológico, puede aumentar inmediatamente la ingesta de vitamina C de los alimentos y multivitamínicos. Esta popular vitamina tiene funciones y beneficios cruciales, incluida su estrecha relación con la salud del sistema inmunológico. Un estudio publicado en la revista Nutrients explicó que la vitamina C contribuye a la resistencia del cuerpo al aumentar varias funciones de las células inmunes, tanto del sistema inmunológico innato como del sistema inmunológico adaptativo. La vitamina C también juega un papel en la protección del cuerpo de los agentes patógenos. La papaya es una fuente de vitamina C. No se detiene ahí. La vitamina C también tiene un poderoso efecto antioxidante para proteger al cuerpo del desequilibrio de los radicales libres. Como controlador de radicales libres, la vitamina C puede proteger las células del cuerpo del estrés oxidativo que desencadena la enfermedad. La recomendación del Ministerio de Salud con respecto al requerimiento diario de vitamina C para adultos es de 90 mg para hombres y 75 mg para mujeres. Sin embargo, para lograr una salud óptima, la ingesta diaria de vitamina C tiene el potencial de ser más alta que las recomendaciones anteriores. Según investigadores de la Universidad de Michigan, se recomienda la ingesta de vitamina C hasta 500 mg al día para un cuerpo más saludable. Mientras tanto, el límite máximo para consumir esta vitamina es de 2.000 mg. El consumo de más de 2000 mg puede desencadenar otros problemas para el cuerpo, como diarrea grave y cálculos renales. Aquí hay algunas fuentes alimenticias de vitamina C que puede consumir, además del contenido de vitamina C por cada 100 gramos:
  • Guayaba: 228,3 mg
  • Pimientos amarillos: 183,5 mg
  • Pimientos rojos: 127 mg
  • Kiwis: 92,7 mg
  • Brócoli: 89,2 mg
  • Papaya: 60,9 mg
  • Fresas: 58,8 mg
  • Naranjas: 53,2 mg
  • Piña: 47,8 mg
  • Melón Cantalupo: 36,7 magnesio
  • Repollo: 36,6 mg
  • Mango: 36,4 mg
  • Tomate: 13,7 mg

2. Vitamina E

La vitamina E se conoce como una vitamina que es buena para la piel. Sin embargo, también debe saber que la vitamina E juega un papel importante en la salud del sistema inmunológico. Una de las razones por las que la vitamina E es buena para el sistema inmunológico es su efecto antioxidante. Como antioxidante, la presencia de vitamina E también ayuda a controlar el desequilibrio de los radicales libres. Con los radicales libres controlados, se puede reducir el riesgo de enfermedad. También se dice que la vitamina E ayuda al rendimiento y la maduración de partes del sistema inmunológico llamadas células dendríticas. Las células dendríticas juegan un papel en la respuesta para reconocer patógenos causantes de enfermedades. Hay muchos alimentos que son fuentes de vitamina E. Las siguientes son fuentes de vitamina E por cada 100 gramos de cada alimento y los niveles de vitamina E que contienen:
  • Semillas de girasol: 35 mg
  • Almendras: 25,63 mg
  • Cacahuetes: 4,93 mg
  • Aguacate: 2,07 mg
  • Pimiento rojo: 1,58 mg
  • Kiwis: 1,46 mg
  • Arándanos: 1,32 mg
  • Mango: 0,9 mg
  • Frambuesas: 0,87 mg
  • Brócoli: 0,78 mg
  • Salmón: 0,4 mg
En referencia a las recomendaciones del Ministerio de Salud y WebMD, el requerimiento diario de vitamina E en adultos es de 15 mg (22,4 UI) para mujeres y hombres mayores de 14 años. Mientras tanto, el límite máximo de consumo de vitamina E por día es de 800 mg (1200 UI) para adolescentes de 14 a 18 años y de 1000 mg (1500 UI) para adultos.

3. Vitamina A

Aunque es más conocida como la vitamina para los ojos, la vitamina A también juega un papel vital en la regulación del sistema inmunológico. Un estudio publicado en la revista Clinical Medicine en 2018 dijo que la vitamina A tiene la reputación de ser una vitamina antiinflamatoria porque participa en la mejora del rendimiento de la función inmunológica. Específicamente, esta vitamina antioxidante juega un papel en la formación y maduración del tejido epitelial. Se puede decir que la pared epitelial es la primera línea de resistencia del cuerpo contra los agentes patógenos. La vitamina A en los alimentos saludables se divide en dos tipos, a saber, vitamina A activa y provitamina A. Aquí está el contenido de vitamina A por cada 100 gramos de algunos alimentos de origen animal:
  • Aceite de hígado de bacalao: 30.000 microgramos. Si se toma una cucharada, el aceite de hígado de bacalao proporciona alrededor de 1350 microgramos de vitamina A.
  • Hígado de res: 9.363 microgramos
  • Queso de cabra: 394 microgramos
  • Salmón: 149 microgramos
  • Huevos duros: 149 microgramos
  • Leche de cabra: 57 microgramos
  • Leche de vaca: 56 microgramos
  • Caballa: 40 microgramos
  • Sardinas cocidas: 32 microgramos
  • Pechuga de pollo sin piel: 5 microgramos
Mientras tanto, la provitamina A es una vitamina A inactiva que puede convertirse en vitamina A activa cuando ingresa al cuerpo. La provitamina A puede ser betacaroteno, alfacaroteno y beta criptoxantina. El betacaroteno es probablemente el tipo más popular de provitamina A. El siguiente es el contenido de betacaroteno por cada 100 gramos de alimento que es la fuente:
  • Camote: 8,509 microgramos
  • Zanahoria: 8.285 microgramos
  • Espinaca: 5,626 microgramos
  • Lechuga roja: 4495 microgramos
  • Lechuga verde: 4443 microgramos
  • Col rizada: 2.873 microgramos
  • Melón cantalupo: 2020 microgramos
  • Pimientos rojos: 1.624 microgramos
  • Col lombarda: 670 microgramos
  • Mango: 640 microgramos
La Clínica Mayo dice que la ingesta diaria recomendada de vitamina A es de 900 microgramos para hombres adultos y 700 microgramos para mujeres adultas. Mientras tanto, para las unidades internacionales, WebMD dice que los hombres y mujeres mayores de 14 años necesitan 3.000 UI y 2.310 UI de vitamina A, respectivamente, en un día. [[Artículo relacionado]]

¿Puedo tomar una combinación de vitaminas C, E y A al mismo tiempo?

Consulte a un médico antes de tomar un multivitamínico. El consumo de multivitamínicos puede acompañar su dieta si es difícil satisfacer sus necesidades a partir de alimentos saludables. Hoy en día, es muy fácil encontrar multivitaminas inmunes que contengan vitaminas C, E y A al mismo tiempo, por lo que tienden a ser prácticas de consumir. La seguridad de las multivitaminas C, E y A depende de marca que compraste. Debe buscar una marca de multivitamínicos inmunes que ya esté registrada en la Agencia de Supervisión de Alimentos y Medicamentos (BPOM). Asegúrese de elegir también productos de compañías farmacéuticas con buena reputación. Evite comprar productos multivitamínicos falsos para que no sean contraproducentes para el cuerpo. También se recomienda que consulte con su médico antes de probar cualquier suplemento, incluidas las vitaminas inmunes que contienen vitaminas C, E y A al mismo tiempo. Comuníquese abiertamente con su médico sobre su historial médico y los medicamentos que está tomando actualmente. No lo olvides, sigue las reglas para el uso de vitaminas para que el cuerpo las utilice de manera óptima.

Notas de SehatQ

Puede obtener vitaminas inmunitarias, como las vitaminas C, E y A, al consumir una dieta nutritiva equilibrada. Si le resulta difícil satisfacer sus necesidades con alimentos saludables, el consumo de multivitamínicos se puede realizar después de consultar a un médico. Elija una marca de multivitamínicos que tenga una reputación y un permiso de distribución de BPOM.