Hydrops Fetalis, una enfermedad poco común que puede amenazar la vida del bebé

Cuando un bebé nace con piel pálida e hinchazón o hematomas en todo el cuerpo, esto podría deberse a hidropesía fetal. La hidropesía fetal es una enfermedad poco común que puede poner en peligro la vida del bebé. Esta afección se caracteriza por una acumulación de líquido en los tejidos que rodean el estómago, el corazón, los pulmones y debajo de la piel. La hidropesía fetal es una complicación de otras enfermedades que afectan la regulación de los líquidos en el cuerpo. Para comprender más, aquí están las causas, los síntomas y las formas de tratar la hidropesía fetal que puede conocer.

Causas de la hidropesía fetal según su tipo

Según un estudio, 1 de cada 1000 bebés nacen con hidropesía fetal. Esta afección se divide en dos tipos, a saber, hidropesía fetal no inmune e hidropesía fetal inmune. Ambos tienen diferentes causas.

Hidropesía fetal no inmune

Según un estudio, la hidropesía fetal no inmune es el tipo más común de hidropesía fetal. Esta condición ocurre cuando hay una enfermedad que interfiere con la capacidad del cuerpo del bebé para regular los líquidos. Existen varias enfermedades que pueden interferir con las funciones corporales del bebé, que incluyen:
  • Anemia severa, incluida la talasemia.
  • Sangrado fetal
  • Trastornos cardíacos o pulmonares
  • Trastornos genéticos y metabólicos, como el síndrome de Turner y la enfermedad de Gaucher
  • Infecciones virales y bacterianas, como enfermedad de Chagas, parvovirus B19, citomegalovirus (CMV), toxoplasmosis, sífilis y herpes.
  • Malformaciones vasculares (anomalías en los vasos sanguíneos)
  • Tumor.
En algunos casos raros, es posible que no se conozca la causa de la hidropesía fetal.

Hidropesía fetal inmune

La hidropesía fetal inmune generalmente ocurre cuando los tipos de sangre de la madre y el feto no son los mismos. Esta condición también se conoce como Incompatibilidad Rh o incompatibilidad Rh. La incompatibilidad Rh puede hacer que el sistema inmunológico de la madre ataque y destruya los glóbulos rojos del bebé. Si el caso es grave, la incompatibilidad Rh puede causar hidropesía fetal. La hidropesía fetal inmune es bastante rara porque ya existe una cura, a saber, la inmunoglobulina Rh (RhoGAM). Este medicamento se puede administrar a mujeres que tienen riesgo de incompatibilidad Rh.

Los síntomas de la hidropesía fetal

Es necesario vigilar los síntomas de la hidropesía fetal porque pueden identificarse ya que el feto todavía está en el útero. Las mujeres embarazadas cuyos fetos se ven afectados por hidropesía fetal pueden experimentar una variedad de cosas:
  • Exceso de líquido amniótico (polihidramnios)
  • Una placenta demasiado gruesa o demasiado grande.
Además, un feto que sufre de hidropesía fetal puede tener agrandamiento del bazo, el corazón, el hígado y la acumulación de líquido alrededor del corazón o los pulmones. Esta condición se puede observar mediante un procedimiento de ultrasonido (USG). Los bebés que nacen con hidropesía fetal pueden presentar los siguientes síntomas:
  • Piel pálida
  • Moretones
  • Hinchazón severa, especialmente en el abdomen.
  • Agrandamiento del hígado y el bazo.
  • Dificil respirar
  • Ictericia severa

Cómo diagnosticar la hidropesía fetal

A continuación, se muestran algunas formas de diagnosticar la hidropesía fetal antes de que nazca el bebé.
  • ultrasonido

Mientras el bebé aún está en el útero, el médico puede realizar un procedimiento de ultrasonido para ver la función de los órganos internos del feto. Más tarde, el médico también puede ver el flujo de sangre de varios vasos sanguíneos.
  • Amniocentesis

En el procedimiento de amniocentesis, el médico tomará una pequeña cantidad de líquido amniótico alrededor del feto para diagnosticar hidropesía fetal.
  • Recolección de sangre fetal

El procedimiento para extraer sangre fetal se realiza insertando una aguja a través del útero y extrayendo sangre fetal de una vena o cordón umbilical.

¿Se puede tratar la hidropesía fetal?

Por lo general, la hidropesía fetal no se puede tratar mientras el feto aún está en el útero. Sin embargo, en algunos casos, los médicos pueden realizar transfusiones de sangre al feto para aumentar las posibilidades de su vida hasta el nacimiento. En la mayoría de los casos, los médicos recomendarán a las mujeres embarazadas que realicen un trabajo de parto temprano para que el feto pueda sobrevivir. Esto se puede hacer tomando medicamentos que estimulen el parto prematuro o mediante cesárea. Aquí hay algunas formas de tratar la hidropesía fetal una vez que nace el bebé.
  • Usar una aguja para eliminar el exceso de líquido en los pulmones, el corazón o el estómago
  • Usar un aparato respiratorio como un ventilador
  • Administración de medicamentos para prevenir la insuficiencia cardíaca.
  • Administrar medicamentos para ayudar a los riñones a eliminar el exceso de líquido.
Para la hidropesía fetal inmune, el bebé puede recibir una transfusión de sangre según su tipo de sangre. Si la hidropesía fetal inmune es causada por otra enfermedad, el médico se concentrará en curar esa enfermedad. [[Artículo relacionado]]

Notas de SehatQ

La hidropesía fetal es una enfermedad poco común que puede poner en peligro la vida del bebé. A pesar de recibir tratamiento de un médico, la tasa de supervivencia del paciente es bastante baja. Según la investigación, solo alrededor del 20 por ciento de los bebés con hidropesía fetal viven antes de nacer. Además, solo la mitad de ellos puede sobrevivir después del nacimiento. El mayor riesgo de muerte puede ocurrir en fetos diagnosticados con hidropesía fetal de menos de 24 semanas de edad o con anomalías estructurales. Si tiene preguntas sobre la salud, no dude en Si tiene preguntas sobre la salud, no dude en preguntar a un médico en la aplicación de salud familiar de SehatQ de forma gratuita. Descárguelo en App Store o Google Play ahora.