Funciones de la almohada para amamantar y cómo elegir una almohada cómoda

La lactancia materna es a menudo un desafío para las madres, especialmente para aquellas que acaban de tener hijos. Desde problemas de dolor de espalda hasta una sujeción inadecuada. Una forma de lidiar con esto es usar una almohada para amamantar.

Beneficios de la almohada de lactancia materna para la madre y el bebé

Una almohada de lactancia es una almohada especialmente diseñada para madres lactantes. A diferencia de las almohadas comunes para bebés, que son suaves, las almohadas para amamantar deben ser lo suficientemente resistentes para mantener a su bebé en posición cuando lo alimenta. Aunque quizás no todas las madres necesiten una almohada para amamantar, existen muchos beneficios que se pueden obtener al usarla. ¿Que son esos?
  • Ayuda al bebé a sujetarse correctamente al pezón de la madre

Muchas madres sienten dolor al amamantar debido a una posición incómoda para sentarse. Aunque una posición cómoda para sentarse ayudará al bebé a succionar con suavidad. La leche materna también entrará al máximo en la boca del bebé. El uso de una almohada de lactancia ayudará a que la posición y la unión de la boca del bebé al pezón de la madre sean más perfectas. Usar una almohada para amamantar puede reducir el riesgo de dolor de espalda
  • Reducir dolores y molestias

El dolor de espalda y cuello son algunas de las quejas más comunes en las madres que amamantan. Esto sucede porque debe inclinarse y sostener el cuerpo del bebé durante la alimentación. Si usa una almohada para amamantar, no tiene que inclinarse demasiado mientras amamanta. Con esto, su espalda y cuello no están adoloridos. Actualmente existe una innovación para las almohadas de lactancia, es decir, la existencia de un cinturón de seguridad que la hará sentir cómoda y permitirá que la almohada se mantenga estable y no sea fácil de mover. También puede ajustar la tensión de la correa según sus necesidades.
  • Minimiza la regurgitación en los bebés.

La almohada de lactancia puede sostener la cabeza del bebé para que quede más alta. Esta posición no solo ayuda a que el bebé se prenda durante la lactancia, sino que también reduce la regurgitación en el pequeño.
  • Multifunción

No solo son útiles para facilitar el proceso de lactancia, los bebés también pueden usar almohadas de lactancia para amamantar. tiempo boca abajo o aprender a estómago. Si está embarazada nuevamente, una almohada de lactancia también se puede usar como almohada para mujeres embarazadas.

Consejos para elegir una almohada de lactancia cómoda

Las almohadas de lactancia vienen en una variedad de tamaños, formas y materiales. Es posible que se sienta confundido acerca de qué almohada elegir por temor a que no le quede bien. Por supuesto, es una pena que la almohada no se use. Antes de comprar una almohada de lactancia, debe considerar las siguientes cosas para su comodidad:
  • Tamaño

Algunas madres prefieren una almohada grande para que el bebé tenga más espacio para moverse. Mientras tanto, otras madres que amamantan prefieren almohadas de lactancia pequeñas y compactas para poder llevarlas a todas partes. También hay una almohada de lactancia especialmente diseñada para madres con gemelos. Debe considerar estas cosas como un factor determinante a la hora de elegir una almohada de lactancia para usted.
  • Precio

Los precios de las almohadas de lactancia varían. Desde decenas de miles hasta cientos de miles. Para que pueda ajustarlo a su situación financiera.
  • Sentido práctico

No todas las almohadas para amamantar vienen con una funda de almohada. Debe considerarlo al elegir. Si su bebé tiende a regurgitar fácilmente, es posible que desee elegir una almohada de lactancia que tenga una funda. Con esto, solo necesitas quitar y volver a colocar la funda si se ensucia porque tu pequeño regurgita sobre la almohada. Sin embargo, tenga en cuenta que las almohadas de lactancia con fundas suelen ser más caras. Esto significa que necesita un presupuesto adicional.
  • Seguridad

Asegúrese de que las costuras de la almohada de lactancia estén limpias antes de comprarla. Con esto, los desechos del contenido de la almohada (como espuma, plumas o dacrón) o hilo no ingresan al tracto respiratorio del bebé. Elija también una funda de almohada suave para absorber el sudor del bebé, por ejemplo algodón. La razón es que, al amamantar, los bebés sudarán más, por lo que necesitan un tapete que pueda absorber el sudor para evitar el calor espinoso.

Tipos de almohadas para amamantar

La almohada en forma de letra C es un tipo clásico que se elige a menudo. Ahora hay varios tipos de almohadas para amamantar entre las que puede elegir. De forma a tamaño. Puedes elegir el tipo de almohada que más te convenga para que el proceso de lactancia sea más fluido. Algunos tipos de almohadas para amamantar que puede elegir incluyen:
  • Letra en forma de C

Esta es la almohada de lactancia más clásica. Este tipo tiene forma de C y se coloca en la cintura de la madre. Su interior robusto puede sostener al bebé perfectamente. Esta almohada también puede ser utilizada por los bebés más tarde para tiempo boca abajo.
  • Escribe envolver alrededor

Esta almohada tiene una parte superior ancha y plana, por lo que puede evitar que el bebé se dé la vuelta. Las madres lactantes pueden usarlo sujetándolo por la cintura. La robustez de esta almohada de lactancia puede ayudar a que la zona lumbar adolorida se sienta más cómoda. El bolsillo lateral también se puede utilizar para poner un paño o una botella de agua.
  • Almohadas para gemelos

Esta almohada está diseñada para madres con gemelos. Es lo suficientemente grande y flexible como para que pueda amamantar a su bebé al mismo tiempo.
  • Almohada en forma de maní

Para las madres que viajan mucho, se puede optar por este tipo de almohada. Esta almohada con forma de frijol no es demasiado grande y se puede llevar a cualquier parte.
  • tipo orgánico

Para una comodidad perfecta, puede optar por una almohada de lactancia orgánica hecha de algodón. [[Artículo relacionado]]
  • Almohadas para madres con cuerpos grandes o senos.

A veces, a las madres les resulta difícil elegir una almohada para amamantar debido al tamaño de su cuerpo o los senos grandes. La solución es elegir una almohada más grande y más larga. Incluso este tipo de almohada se puede utilizar para madres con gemelos.
  • Tipo en capas

Las almohadas de lactancia de varias capas pueden ayudarla a ajustar la posición del bebé a la altura de la madre. Para aquellos de ustedes que son altos o pequeños, este tipo de almohada puede ser adecuado para usted. No todas las madres necesitan una almohada para amamantar. Si se siente dolorida o incómoda durante la lactancia, esta almohada puede ser lo que necesita. Puede elegirlo de acuerdo con su comodidad física y condición financiera. Pero para aquellas de ustedes que pueden amamantar sin problemas incluso sin una almohada, significa que no necesitan usarla y pueden continuar el proceso de amamantamiento como de costumbre.