La emetofobia hace que los enfermos tengan miedo a los vómitos, esta es la explicación

Sentirse disgustado o con miedo a los vómitos generalmente se considera normal. Sin embargo, si el disgusto y el miedo que experimentas es excesivo, incluso hasta el punto de pensar constantemente en ello, es posible que tengas emetofobia. La emetofobia es una fobia caracterizada por un sentimiento exagerado de pavor al ver vomitar o presenciar a alguien que está vomitando. De hecho, la mera idea de que alguien vomite puede hacer que una persona con emetofobia se sienta muy ansiosa. Además, la emetofobia también puede hacer que quienes la padecen teman la enfermedad.

Síntomas de emetofobia que pueden interferir con la vida diaria del paciente.

La emetofobia hace que las personas que la padecen tengan cuidado al elegir los alimentos, ya que puede interferir con las actividades diarias de la persona que la padece. Por ejemplo, las personas con esta fobia evitarán viajar en automóvil por temor a mareos y vómitos. Además, también tendrán cuidado al elegir la comida para no vomitar. De hecho, no pocas personas con emetofobia tienen miedo de ir al baño por miedo a ver las marcas de vómito de otras personas. Hay varios tipos de síntomas de emetofobia que se pueden identificar en la vida diaria de quien la padece:
  • Deshazte de los alimentos que pueden hacerle vomitar.
  • Come la comida despacio y muy poco
  • Solo quiero comer en casa
  • Siempre huela o revise los alimentos primero para asegurarse de que no se hayan rancio
  • No quiero tocar la superficie por temor a exponerse a gérmenes que causan enfermedades.
  • Lavado excesivo de manos y utensilios para comer.
  • Evite el alcohol y las drogas que pueden provocarle náuseas.
  • Evite viajar fuera del hogar, como escuelas, fiestas, transporte público u otros lugares concurridos.
  • Dificultad para respirar, opresión en el pecho y aumento de la frecuencia cardíaca ante la idea de vomitar.
Los diversos comportamientos anteriores generalmente también pueden ir acompañados de trastornos mentales, como:
  • Miedo excesivo al ver a alguien vomitar
  • Miedo excesivo a tener ganas de vomitar y no encontrar un baño para vomitar.
  • Miedo excesivo si no puede dejar de vomitar
  • Pánico ante la idea de una forma de escapar de un lugar donde la gente vomita
  • Ansiedad y estrés al sentir náuseas o pensar en vomitar.
Todos pueden tener diferentes síntomas de emetofobia. Por ejemplo, puede tener miedo de vomitar, mientras que otras personas con emetofobia pueden tener más miedo de ver a otra persona vomitar.

Causas de la emetofobia

La emetofobia generalmente es causada por sentirse traumatizado por una experiencia que involucra vómitos, por ejemplo:
  • Sentirse muy enfermo y con náuseas en público.
  • ¿Ha tenido alguna vez una intoxicación alimentaria grave?
  • ¿Alguna vez has visto a alguien vomitar?
  • ¿Alguna vez ha estado expuesto al vómito de alguien?
  • Tener un ataque de pánico al ver los vómitos.
A veces, la emetofobia también puede ocurrir sin una causa. Algunos expertos creen que los factores genéticos y ambientales juegan un papel importante en la aparición de fobias, incluida la emetofobia. En este caso, tener un miembro de la familia que también tenga emetofobia también puede aumentar el riesgo de que una persona desarrolle esta fobia. La emetofobia generalmente comienza en la niñez. Sin embargo, algunas personas con emetofobia no recuerdan el inicio del evento que desencadenó esta fobia.

¿Se puede tratar la emetofobia?

Si eres uno de los que padecen emetofobia u otras fobias, no debes preocuparte. Porque existen varios tipos de medidas de tratamiento para superar este problema.
  • Terapia de conducta cognitiva

La terapia cognitivo-conductual tiene como objetivo cambiar la mentalidad y el comportamiento de las personas con fobias. En esta sesión de terapia, generalmente el terapeuta convencerá a la persona que sufre de emetofobia de que los pensamientos y las sensaciones físicas están realmente conectados. Un estudio demuestra que la terapia cognitivo-conductual es una forma eficaz de superar la emetofobia.
  • Terapia de exposición

La terapia de exposición se considera una de las terapias más efectivas para superar las fobias. En esta terapia, las personas con emetofobia se enfrentarán a vómitos para combatir su miedo. En el caso de la emetofobia, el terapeuta puede invitar al paciente a probar una nueva comida en un restaurante o pedirle que dé vueltas y vueltas hasta que sienta náuseas. Al mismo tiempo, el terapeuta le enseñará cómo lidiar con la ansiedad y el miedo.
  • Drogas

Drogas, como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y inhibidores de la recaptación de serotonina norepinefrina (IRSN), también pueden ser recetados por médicos para tratar la depresión y los trastornos de ansiedad. Se cree que estas drogas pueden controlar el miedo que sienten las personas con emetofobia. Además, un médico también puede recetar medicamentos antidepresivos. Una cosa que debe recordar, nunca tome los medicamentos anteriores antes de consultar a un médico. [[Artículo relacionado]]

Notas de SehatQ

La emetofobia es una fobia que no debe subestimarse. Porque, esta fobia puede interferir con las actividades diarias de quien la padece. Por tanto, si sientes que tienes esta fobia, intenta consultar a un médico. No dude en preguntarle a un médico en la aplicación de salud familiar SehatQ de forma gratuita. ¡Descárgalo en App Store o Google Play ahora!