¿Dolor de pecho durante la lactancia? ¡Estas 8 causas y cómo superarlas!

El dolor de mamas durante la lactancia es una condición común para las madres que amamantan. Según un estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, alrededor del 75 por ciento de las madres que amamantan experimentarán esta afección en las primeras 2 semanas después de dar a luz. Para comprender más sobre este problema, identifiquemos las causas y las formas de tratar el dolor en los senos durante la lactancia.

8 causas de dolor en los senos durante la lactancia y la solución

La aparición de dolor en el pecho durante la lactancia no siempre es inevitable. Sin embargo, si se conoce la causa, el tratamiento se puede realizar de inmediato. Estas son las causas del dolor en los senos durante la lactancia y la solución.

1. Congestión mamaria (senos hinchados)

Congestión mamaria o la congestión mamaria durante la lactancia ocurre debido al aumento de la producción de leche y del flujo sanguíneo. El seno se endurece, se siente pesado, se aprieta y duele al tacto. Esta hinchazón del tejido mamario también puede dificultar que el bebé succione la leche porque sus pezones se vuelven planos. Para superar esto, puede probar algunos de los siguientes consejos:
  • Usar compresas tibias o tomar un baño tibio para estimular el flujo de leche.
  • Amamante a su bebé con más regularidad
  • Aumentar la duración de la lactancia materna mientras el bebé todavía tiene hambre.
  • Masajear los senos durante la lactancia
  • Use una compresa fría para aliviar la hinchazón y el dolor.
  • Usar ambos senos para amamantar
  • Usar un extractor de leche cuando no está amamantando
Si los diversos métodos anteriores no pueden tratar la congestión mamaria durante la lactancia, debe consultar con su médico para obtener el tratamiento adecuado.

2. Los conductos de la leche materna están bloqueados

Las glándulas mamarias de la mama se dividen en varias partes. Los conductos de la leche pueden bloquearse si hay partes que el bebé no succiona correctamente. Uno de los síntomas de un conducto lácteo bloqueado es la aparición de un pequeño bulto en la mama y dolor. Para lidiar con los conductos lácteos bloqueados, puede probar algunas cosas:
  • Usar ropa y sujetadores más holgados para un flujo de leche más suave
  • Lactancia materna con más frecuencia de los senos con conductos mamarios bloqueados
  • Tome un baño tibio para estimular el flujo de leche.
  • Masajear el pecho hacia el pezón mientras amamanta al bebé.
Los conductos lácteos obstruidos deben tratarse de inmediato para evitar complicaciones peligrosas como la mastitis.

3. Mastitis

La mastitis o la inflamación de los senos pueden ocurrir cuando un conducto de leche bloqueado no se trata de inmediato. Además del dolor en los senos, esta afección también puede hacer que las madres que amamantan experimenten síntomas similares a los de la gripe. Además, la mastitis puede provocar otros síntomas, como senos calientes, manchas rojas en la piel que son dolorosas al tacto, malestar, fatiga y fiebre alta. La mastitis se puede tratar con estos consejos:
  • Amamante a su bebé con más regularidad
  • Deje que el bebé succione del pecho afectado por la mastitis.
  • Si sus senos aún se sienten llenos después de amamantar, use un extractor de leche o masajee sus senos para extraer la leche
  • Tome un baño tibio para aumentar el flujo de leche materna.
  • Suficiente sueño
  • Tome paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor.
Si la mastitis no mejora después de 12-24 horas, debe consultar a un médico.

4. Absceso mamario

El dolor mamario durante la lactancia puede ser causado por un absceso mamario. Aunque es poco común, la mastitis no tratada puede provocar un absceso mamario. Un absceso mamario es la aparición de un bulto lleno de pus en el seno. La presencia de estos bultos llenos de pus puede hacer que los senos se sientan incómodos. Además, también puede sentir dolor si se toca el bulto. Una forma de prevenir un absceso mamario es no retrasar el tratamiento de la mastitis. En algunos casos, un bulto de absceso mamario puede estallar por sí solo. Sin embargo, hay ocasiones en las que el médico recomendará un procedimiento quirúrgico para eliminar el pus del bulto.

5. Pezones agrietados

El dolor en los senos durante la lactancia también puede ser causado por la piel del pezón agrietada, especialmente cuando su bebé succiona. Esta condición puede ocurrir si el bebé no succiona el pezón correctamente o no está en la posición correcta durante la lactancia. En unos pocos días, los pezones generalmente agrietados se curarán por sí solos. Sin embargo, también se pueden hacer las siguientes cosas para tratar los pezones agrietados:
  • Asegúrese de que el bebé esté en la posición correcta mientras lo alimenta.
  • Después de amamantar, asegúrese de que el pezón se haya secado de la saliva del bebé.
  • Lubrique los pezones con leche materna.
Sin embargo, si en unos días el pezón no mejora, consulte este problema con su médico para obtener el tratamiento adecuado.

6. Infección por hongos

Infección micóticacandida en la mama también puede causar dolor en las mamas durante la lactancia. Si su bebé chupa un pezón que se ha visto afectado por la candidiasis, también puede tener una candidiasis en la boca. Las infecciones por hongos pueden ocurrir cuando los hongos candida en pezones agrietados. El síntoma principal es un dolor que puede durar mucho tiempo después de alimentar al bebé. Si tu pecho tiene una candidiasis candida, también debe revisar la boca del bebé con el médico. Si tiene manchas blancas en la lengua, las encías o los labios, es posible que su hijo también las tenga. Para prevenir las infecciones por hongos en los senos, siga algunos de estos consejos:
  • Lávese siempre las manos después de cambiar el pañal del bebé.
  • Lavar los sujetadores de lactancia con agua caliente.
  • Use una toalla limpia para evitar que la infección se propague.
Su médico generalmente le recetará una crema en forma de crema que puede aplicar a sus pezones después de amamantar a su bebé.

7. Lengüeta

Si el bebe tienelazo de lengua, los senos pueden doler al amamantar Lazo de lengua es una afección médica que hace que la lengua del bebé no pueda moverse libremente debido a que el frenillo es demasiado corto. Si su bebé tiene frenillo, es posible que le duelan los senos durante la lactancia. Para superar lazo de lengua, se necesita un procedimiento de cirugía de frenectomía para liberar el frenillo lingual para que la lengua del bebé pueda moverse libremente. Una frenectomía es una operación simple y, por lo general, solo toma unos minutos realizarla. El efecto secundario de la frenectomía es un sangrado leve. Un estudio también demuestra que el procedimiento de frenectomía puede facilitar la lactancia materna para que los dolores de mama puedan superarse.

8. Crecimiento de dientes de leche

Cuando los dientes del bebé han comenzado a crecer, el bebé puede morder el pezón y causar dolor o incluso lesiones. Para superar esto, coloque al bebé de manera adecuada y correcta durante la lactancia. De esa manera, la lengua de su bebé estará entre sus dientes inferiores y su pezón para que no pueda morder el pezón. [[artículos relacionados]] Si desea hacer más preguntas sobre los problemas que a menudo surgen durante la lactancia, no dude en consultar a un médico en la aplicación de salud familiar SehatQ de forma gratuita. ¡Descárgalo en App Store o Google Play ahora!