4 señales de un bebé que amamanta poco que debe tener en cuenta

La leche materna tiene un papel importante para el crecimiento y desarrollo de los recién nacidos. Sin embargo, ciertas condiciones pueden hacer que el bebé no obtenga suficiente leche. Si el bebé está experimentando esto, hay algunos signos de que el bebé no está amamantando lo suficiente como para que puedan mostrar. La condición de un bebé que no está siendo amamantado puede ser causada por varias cosas, incluyendo que el bebé no haya sido amamantado durante mucho tiempo, que el bebé no pueda succionar durante mucho tiempo, que el bebé no pueda succionar bien la leche o que el bebé tiene una afección que le dificulta beber leche materna.

Varios signos de que un bebé no está amamantando

Se deben vigilar los signos de que un bebé carece de leche materna porque esta condición puede afectar en gran medida su salud, crecimiento y desarrollo. Los siguientes son signos de que su bebé no está recibiendo suficiente leche:

1. El peso del bebé no sube

En los primeros días, los bebés pueden perder entre el 5 y el 7 por ciento de su peso al nacer. De hecho, también hay casos de bebés que pierden el 10 por ciento de su peso al nacer. Sin embargo, no debe preocuparse porque esta condición aún es normal y no es una señal de que el bebé no esté amamantando lo suficiente. Después de experimentar una disminución, se espera que el peso del bebé aumente al menos 20-30 gramos por día y vuelva a su peso al nacer en los días 10 a 14 después del nacimiento. Si el peso del bebé no ha aumentado entre el quinto y el sexto día, esta condición puede indicar una señal de que el bebé no está amamantando lo suficiente. También se recomienda consultar a un médico para evitar varios problemas potenciales que pueden ocurrir.

2. Número reducido de pañales sucios

Los signos de que un bebé carece de leche materna también se pueden ver en la cantidad de pañales sucios todos los días como un indicador. La defecación o la orina poco frecuente o frecuente del bebé pueden ser diferentes para cada bebé. Por lo general, cuanto más leche se consume, más a menudo se ensucia el pañal. En general, los bebés defecarán de 3 a 4 veces al día cuando tengan 4 días de edad. En el quinto día de vida, el pañal de un bebé se mojará de 6 a 8 veces al día. Uno de los signos de la falta de leche materna es la reducción del número de pañales sucios debido a la intensidad de la defecación y la micción del bebé. Si esto sucede, debe consultar a un médico para obtener el tratamiento adecuado.

3. Deshidratado

Una señal de que su bebé no está amamantando lo suficiente como para tener cuidado es la deshidratación. Los síntomas de deshidratación que pueden ocurrir en los bebés incluyen:
  • La orina del bebé es oscura
  • Boca seca
  • Ictericia (ojos y piel amarillos)
  • Letárgico y reacio a amamantar
  • Fiebre
  • Diarrea
  • Mordaza
  • Sobrecalentado.
Si el bebé es reacio a amamantar y se acompaña de los signos de deshidratación anteriores, llévelo inmediatamente al hospital para recibir tratamiento adicional.

4. El bebé parece letárgico

Siempre letárgico y somnoliento también puede ser un signo de que un bebé carece de leche materna. Por lo general, los bebés que no son amamantados también suelen quedarse dormidos desde el comienzo de la sesión de alimentación, por lo que no obtienen suficiente leche. [[Artículo relacionado]]

Evitar que el bebé no amamante

La frecuencia de la lactancia materna puede variar. Algunos bebés pueden dormir más, mientras que otros son muy frecuentes y maman mucho. Para evitar que su bebé se quede privado de leche, hay varias cosas que puede hacer:
  • Déle leche materna inmediatamente en la primera hora desde el nacimiento para activar las células del pecho para suministrar leche.
  • Asegúrese de que la posición de alimentación sea la correcta para que usted y su bebé se sientan cómodos. Apunte el pezón hacia el paladar del bebé y no hacia la lengua.
  • No es necesario establecer un horario especial de lactancia. Déle leche materna inmediatamente siempre que el bebé muestre signos de hambre.
  • Haga más contacto con el bebé para aumentar la hormona oxitocina que puede ayudar a aumentar la cantidad de leche materna.
  • Si la cantidad de leche materna no es suficiente, consulte a un consejero de lactancia.

Superar a un bebé con menos leche materna

La extracción de leche materna puede ayudar a satisfacer las necesidades de leche del bebé. Los bebés que muestran signos de falta de leche materna deben recibir tratamiento de inmediato. A continuación, se muestran algunas acciones que se pueden tomar.

1. Extraer o extraer leche materna

Si su bebé tiene problemas para tomar la leche materna de inmediato, intente extraerse o extraerse la leche primero. Luego, ponga la leche materna extraída con un biberón en la boca del bebé.

2. Llame a un consejero de lactancia

También puede visitar a un consejero en lactancia que pueda ayudarlo a lidiar con los signos de que su bebé no está recibiendo suficiente leche. Los expertos ayudarán a brindar consejos sobre cómo dar leche materna de acuerdo con las necesidades del bebé. Un consejero de lactancia puede evaluar si existe alguna condición que deba abordarse durante una sesión de lactancia. Por ejemplo, si la posición al amamantar hace que el bebé se sienta cómodo o aún no es la correcta. También pueden hacer un examen de por qué el bebé tiene problemas para succionar o beber leche materna. Entonces, además de descubrir los problemas o las causas de los signos de que un bebé no está recibiendo suficiente leche, también recibirá sugerencias para mejorar la calidad de la leche materna para usted y su bebé.

3. Llame al médico si hay síntomas de problemas de salud.

Si el signo de la falta de leche de un bebé se acompaña de síntomas de problemas de salud, como ictericia o deshidratación, lleve inmediatamente a su pequeño al hospital. También se le puede recomendar que realice algunos tratamientos caseros que pueden ayudar a mejorar la condición del bebé. Si tiene preguntas sobre la lactancia materna, puede preguntarle a su médico directamente en la aplicación de salud familiar SehatQ de forma gratuita. Descargue la aplicación SehatQ ahora en App Store o Google Play.