Botellas para beber para niños, elija seguras y fáciles de usar

Cuando los niños van a la escuela, hacen picnics o viajan, los padres suelen preparar botellas de agua para que los niños estén bien hidratados. Sin embargo, al elegir el biberón de un niño, por supuesto, no debe hacerlo descuidadamente. Se debe considerar el material utilizado para la botella para beber. Porque se alega que hay ciertos productos químicos peligrosos que se pueden encontrar en los biberones de los niños. No solo eso, siempre se debe mantener la limpieza de los biberones.

Consejos para elegir el biberón para niños

Al ingresar a la tienda de suministros, hay varios tipos de botellas para beber para niños que pueden confundirlo al elegirlas. No se preocupe, aquí hay algunos consejos para elegir el biberón para niños que puede probar:
  • Tener el tamaño correcto

Elija una botella de agua del tamaño adecuado para niños. No sea demasiado pequeño porque es posible que las necesidades de líquidos de los niños no se satisfagan para que puedan experimentar sed. Por otro lado, no elijas uno que sea demasiado grande porque dificultará que el niño lo cargue.
  • Fácil y conveniente de usar

Debe elegir una botella de agua que sea fácil y cómoda de usar para los niños. Es mejor elegir una botella que se pueda sostener con una mano y que tenga una tapa que sea fácil de abrir o cerrar. Sin embargo, asegúrese de que la botella no se derrame o gotee fácilmente.
  • Material seguro

Puede elegir una botella para beber hecha de inoxidable o plástico porque es ligero de transportar y no se rompe fácilmente. Por supuesto, esto hace que el niño evite el riesgo de lastimarse. Sin embargo, asegúrese de que la botella de agua de plástico que elija tenga una etiqueta sin BPA. Eso significa que la botella para beber no tiene contenido de BPA, por lo que es segura de usar. El BPA o bisfenol A es un químico que se encuentra en ciertos plásticos, a veces en los utensilios plásticos para beber o comer. Algunos investigadores creen que el BPA tiene efectos negativos para la salud, como interrumpir la pubertad, reducir la fertilidad, aumentar la grasa corporal y afectar los sistemas nervioso e inmunológico.
  • Fácil de limpiar

En su lugar, no elija una botella de agua que tenga una abertura estrecha o una tapa demasiado apretada para que sea muy difícil de abrir. Esto puede dificultar su limpieza. Por lo tanto, asegúrese de elegir un biberón para niños que sea fácil de limpiar para evitar varios gérmenes que se adhieren a él.
  • Diseños y funciones que les encantan a los niños

Considere el diseño y las características de una botella de agua que le guste a su hijo. Pregúntele qué tipo de diseño de botella le gusta, por ejemplo, una imagen. princesa , caricatura, coche, robot o Super heroe . Además, pregúntele sobre las características de la botella si le gustan las botellas que tienen asas, cuerdas para colgar o no ambas. [[Artículo relacionado]]

Mantener limpias las botellas para beber de los niños

El microbiólogo e investigador principal del Instituto de Investigación Infantil Murdoch, el Dr. Celeste Donato, PhD, dice que los biberones deben limpiarse regularmente después de su uso. Porque la boca y la saliva contienen gérmenes que pueden quedar después de beber. Usar una botella de agua repetidamente sin lavarla hará que los gérmenes se asienten y aniden porque la superficie interna húmeda de la botella es un lugar muy favorable para que crezcan los gérmenes. De hecho, hay muchos gérmenes que se pueden propagar con solo tocar un biberón. Esto sucede cuando el niño ha tocado varias superficies sucias y luego ha tocado la botella de agua. Estos gérmenes pueden ingresar al cuerpo, especialmente si el niño toca la parte superior del biberón donde se adhieren los labios. Por lo tanto, después de que el niño lo use, lave la botella de agua del niño con agua tibia y jabón para platos, y use un cepillo delgado para limpiar la superficie interior. Después de eso, seque bien para evitar el crecimiento de gérmenes. No permita que su hijo comparta su botella de agua con nadie, ya que esto también puede causar la propagación de gérmenes. Esto pone a los niños en riesgo de contraer diversas enfermedades infecciosas que pueden ser peligrosas. Por lo tanto, asegúrese siempre de la limpieza de los biberones de los niños para que su salud esté protegida.