Causas de los pedos malolientes que muchas personas no se dan cuenta

¿Alguna vez ha estado en una situación en la que accidentalmente pasó un viento con olor muy fuerte (pedo) mientras pasaba el rato con amigos o familiares? Es muy vergonzoso, ¿no? Además de tener que mentir para soportar la vergüenza, los pedos malolientes también dañarán a mucha gente. A veces, los pedos no apestan en absoluto, pero también suelen emitir un olor muy desagradable que puede dañar a quienes te rodean, como en el caso anterior. Detrás de esto, resulta que hay varias causas de pedos malolientes.

Causas de los pedos malolientes

Los pedos son un proceso biológico que ayuda a liberar gases de su sistema digestivo. Los pedos emitidos pueden variar, algunos son silenciosos y no emiten ningún sonido y otros son muy fuertes. El olor también es diferente, algunos son inodoros y otros son muy malolientes. Los pedos malolientes generalmente se consideran normales. Ciertos alimentos o medicamentos pueden desencadenar olores en el gas que exhala. Sin embargo, en ciertos casos, los pedos malolientes pueden ser un signo de problemas digestivos. Estas son las posibles causas de los pedos malolientes:
  • Consuma alimentos ricos en fibra

Muchos alimentos ricos en fibra pueden hacer que se tire pedos con más frecuencia. El consumo de alimentos ricos en fibra, como los frutos secos, tarda más en digerir el sistema digestivo y, con el tiempo, estos alimentos también fermentan. Algunos alimentos ricos en fibra, como el brócoli, los espárragos y el repollo, también tienen un olor fuerte que puede hacer que sus pedos apesten. No solo eso, el azufre en los alimentos ricos en fibra también puede hacer que los pedos huelan mal.
  • Estreñimiento

El estreñimiento o dificultad para defecar ocurre cuando las heces se acumulan en los intestinos y son difíciles de expulsar. Esta acumulación de heces suele ir acompañada de una acumulación de gas maloliente. El gas puede causar hinchazón y malestar en el estómago. Cuando se expulsa a través de un pedo, el gas puede oler muy mal. Una dieta deficiente o la retención frecuente de evacuaciones intestinales pueden causar estreñimiento.
  • Acumulación de bacterias en el tracto digestivo.

El tracto digestivo es responsable de descomponer los alimentos en nutrientes que pueden ser absorbidos por el cuerpo. Los desechos o restos de comida producidos se enviarán a través del intestino grueso para ser excretados. Sin embargo, la interrupción del proceso digestivo puede hacer que las bacterias crezcan demasiado. Esto puede desencadenar una infección en el tracto digestivo e incluso aumentar el volumen de gas en el estómago, que huele mucho. No solo eso, las personas que experimentan infecciones del tracto digestivo también suelen tener dolor de estómago.
  • Intolerancia a la comida

Si eres sensible a ciertos alimentos, es posible que los pedos huelan mal. Generalmente, las intolerancias alimentarias que causan pedos malolientes son la lactosa y la intolerancia al gluten. En ambos casos, el cuerpo no puede descomponer la glucosa o el gluten, lo que provoca una acumulación de gas maloliente que se libera en el pedo. Una persona puede tener intolerancia a los alimentos debido a una determinada enfermedad, como la enfermedad celíaca. La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune que causa lesiones en el tracto digestivo.
  • Ciertas drogas

Aunque es poco común, ciertos medicamentos también pueden hacer que los pedos huelan mal. Uno de los medicamentos más comunes que causan pedos malolientes son los antibióticos, que pueden matar patógenos dañinos en el cuerpo. Sin embargo, los antibióticos también pueden matar algunas de las bacterias buenas del tracto digestivo. Un desequilibrio de bacterias buenas en su tracto digestivo hace que los pedos apesten. No solo eso, también puede hacer que tu estómago se hinche.
  • Cáncer de colon

Aunque es poco común, los pedos pueden volverse malolientes debido al cáncer de colon o de intestino delgado. Cuando se forman pólipos o tumores malignos en el tracto digestivo, pueden obstruir los intestinos, provocando la acumulación de gases y flatulencia. En este caso, los pedos muy malolientes serán difíciles de detener, incluso si ha cambiado su dieta o ciertos medicamentos. [[Artículo relacionado]]

Cómo lidiar con los pedos malolientes

Para lidiar con los pedos malolientes, depende de la causa. A menudo, un cambio en la dieta puede evitar que salgan pedos malolientes. Estos cambios se pueden realizar reduciendo o evitando ciertos alimentos. Los alimentos que se reducen o se evitan también pueden variar de una persona a otra. Mientras tanto, suspender o cambiar el uso de ciertos medicamentos que causan pedos malolientes también puede detener esto. Sin embargo, antes de cambiarlo o dejar de tomarlo, primero debe consultar con su médico para obtener la dirección correcta. Además, consulte con su médico si sus pedos malolientes van acompañados de otros síntomas y si no hay buenos resultados después de realizar cambios en su dieta o medicación. El médico hará un diagnóstico y determinará el tratamiento adecuado para su queja. Para evitar los pedos malolientes, puede comer alimentos probióticos, como el yogur, y evitar las bebidas carbonatadas, incluidos los refrescos y la cerveza. Además, beba mucha agua para que la digestión sea más saludable. Vamos, ¡acostúmbrate a un estilo de vida saludable!