Medicamentos sin sangre que pueden ser su opción alternativa

La falta de sangre o anemia es una afección en la que el cuerpo carece de glóbulos rojos o la calidad de los glóbulos rojos es deficiente, por lo que no puede funcionar correctamente. Cuando experimenta anemia, por lo general, una persona se sentirá cansada y débil debido a que la sangre no se distribuye correctamente a todos los órganos del cuerpo. Para superar este problema, existen varias opciones de medicamentos para la pérdida de sangre que puede tomar. Desde medicamentos naturales para la anemia hasta medicamentos recetados por médicos.

Medicina para la anemia médicamente

La administración de menos medicación en sangre por parte del médico se ajustará a la causa. Generalmente, la causa de la anemia es la deficiencia de hierro. Sin embargo, la anemia también puede deberse a otros problemas de salud. La anemia puede ser temporal o prolongada. La gravedad también puede variar, de leve a grave. La siguiente es una selección de medicamentos para la anemia según la causa:

1. Anemia por deficiencia de hierro

Para la anemia por deficiencia de hierro, los medicamentos para la deficiencia de hierro que se utilizan son suplementos de hierro. Este tipo de suplemento se puede obtener sin receta en farmacias o droguerías. Además de darle suplementos, también puede ayudarlo comiendo alimentos con alto contenido de hierro.

2. Anemia por falta de vitaminas B12, B9 y C

Además de la deficiencia de hierro, la deficiencia de vitaminas B12, B9 (ácido fólico) y C también puede causar anemia o anemia. Para superar este problema, debe tomar suplementos dietéticos que contengan estas vitaminas y modificar su ingesta nutricional. También se pueden administrar inyecciones de vitamina B12 si el sistema digestivo tiene dificultades para absorber la vitamina.

3. Anemia rara

La anemia también tiene varios tipos que son menos comunes que la anemia común. Estos tipos de anemia incluyen:
  • Anemia por enfermedad crónica
  • La anemia aplásica se debe a que la médula ósea no produce suficientes células sanguíneas.
  • Anemia hemolítica, en la que los glóbulos rojos se destruyen más rápido de lo que se produjeron.
  • Anemia de células falciformes, que es una deformidad de los glóbulos rojos causada por un trastorno genético.
  • Anemia debida a la talasemia, que es una enfermedad hereditaria en la que el cuerpo produce solo unos pocos glóbulos rojos y hemoglobina.
Los tipos de anemia mencionados anteriormente requieren un tratamiento más específico según la causa y pueden requerir procedimientos médicos más complicados. El manejo de los tipos de anemia mencionados anteriormente puede ser en forma de suplementos, medicamentos, inyecciones de hormonas, transfusiones de sangre, trasplantes de médula ósea y células madre sanguíneas, quimioterapia, hasta la extirpación del bazo puede ser necesaria según el caso.

Medicina natural para la anemia

La anemia causada por la deficiencia de hierro y vitaminas se puede tratar con remedios caseros. Aquí hay varias formas que se cree que pueden mejorar y convertirse en un remedio natural para la anemia.

1. Incrementar la ingesta de alimentos ricos en hierro.

Hay dos tipos de hierro en los alimentos, a saber, hierro hemo de origen animal y hierro no hemo de origen vegetal. Ambos pueden ser absorbidos por el cuerpo. Sin embargo, el hierro hemo es más fácil de absorber. Las fuentes alimenticias ricas en hierro son:
  • Carnes rojas, como ternera, cordero y venado
  • Carne de ave, aunque el contenido de hierro no es tanto como la carne roja.
  • El hígado, los riñones y la lengua de res también son ricos en ácido fólico.
  • Mariscos
  • Vegetales de hoja verde
  • Nueces y semillas, por ejemplo, semillas de sésamo negro.
  • Alimentos fortificados con hierro.

2. Incrementar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C puede ayudar a absorber el hierro mientras fortalece el sistema inmunológico para que pueda usarse como un medicamento natural para la anemia. Las fuentes de alimentos que contienen vitamina C se pueden encontrar en las frutas, como los cítricos (limón, naranja sunkiss, lima, etc.) , fresas, kiwi, tomate y melón. Algunos tipos de verduras, como el brócoli. los pimientos rojos dulces y el repollo también pueden ser una fuente de vitamina C. Los dátiles y las pasas también son una fuente de vitamina C, que también contiene hierro. El cuerpo incluso absorbe fácilmente el hierro de los frutos secos.

3. Beber jugo de remolacha y granada.

El jugo de remolacha o granada funciona para la formación de sangre y limpia la sangre. Las remolachas son ricas en ácido fólico, mientras que las granadas contienen hierro y otros minerales, como potasio y cobre, que son beneficiosos para ayudar al cuerpo a transportar hierro. No a todo el mundo le gusta el sabor y el aroma de la remolacha. Por lo tanto, para que el sabor del jugo de remolacha sea más delicioso, puedes mezclarlo con manzanas o zanahorias como remedio natural para la anemia. La anemia puede ser un síntoma de otras enfermedades más peligrosas. Si no hay cambios en los síntomas de la anemia después de tomar suplementos o medicamentos para la pérdida de sangre y ajustar su dieta, debe consultar este problema con su médico.