Reconocer los diversos peligros de comer bagre para la salud

El menú de bagre pecel sigue siendo una de las opciones más populares para bloquear el estómago, típico de los indonesios. Por otro lado, muchos han mencionado los peligros de comer bagre, que van desde problemas de higiene hasta el riesgo de cáncer. De hecho, el bagre es un tipo de pescado que es seguro para el consumo. El bagre es una buena fuente de proteínas. Es por eso que la popularidad del bagre como guarnición sigue siendo alta. No solo en Indonesia, sino también en otros países. [[Artículo relacionado]]

Los peligros de comer bagre para la salud

Si se consume sin cuidado, el bagre puede tener un impacto negativo en la salud. Estos son los peligros de comer bagre para la salud si se consume en exceso:

1. Crecimiento celular anormal

El primer peligro que es más obvio cuando se procesa bagre es el uso de aceite usado que se ha utilizado repetidamente. El aceite contiene radicales libres, incluidos ácidos grasos saturados que pueden desencadenar la aparición de células anormales porque son cancerígenas.

2. La apariencia de la glándula tiroides.

Comer demasiado bagre también puede desencadenar la aparición de una glándula tiroides alrededor del cuello. Esto se debe a que muchos criadores de bagres utilizan cadáveres de animales como alimento para el bagre, incluidos los desechos animales (como los de gallineros o cabras). Todas estas cosas pueden causar hinchazón e inflamación debido al aumento de líquido tiroideo.

3. La proliferación del contenido de bacterias activas.

Se puede decir que el proceso de cría de bagres no es adecuado para la salud humana. Esto se debe a que todavía hay muchos estanques de bagres ubicados junto al inodoro. Aunque el bagre es un tipo de pez que puede sobrevivir en agua sucia, aún puede estar contaminado con bacterias activas y metales pesados ​​que causan diarrea y dolor abdominal en los humanos. Esto se debe a la capacidad del bagre de comerse toda la comida que lo rodea.

4. Aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Otro peligro de consumir bagre es que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. Esto se debe a que el proceso de procesamiento del bagre utiliza aceite. El peligro para el cuerpo se multiplica y puede desencadenar bloqueos en las arterias del corazón. Esta afección puede causar problemas cardíacos, incluidos ataques cardíacos.

El riesgo de cáncer es uno de los peligros de consumir bagre, ¿verdad?

El bagre generalmente se consume friendo y se disfruta con salsa de chile.Hace varios años, hubo muchas noticias de que uno de los peligros de comer bagre es que causa cáncer. Esto se desencadena por patrones de alimentación aleatorios y técnicas de cultivo. Pero los expertos lo disputan. Es cierto que el bagre es idéntico a un pez "sucio", pero nuevamente esto depende de dónde se encuentre la ubicación del cultivo o granja. En el pasado, a menudo se decía que el bagre obtenía una fuente de alimento de los desechos humanos, ahora las técnicas de cultivo del bagre son mucho más modernas e higiénicas. El pienso suministrado es en forma de pellets según las necesidades del bagre. La cantidad de alimento principal depende del peso de cada pez. La cría de bagres no puede ser descuidada si quieres tener una cosecha exitosa. La piscina debe estar limpia y protegida del sol y la lluvia. La suficiencia de oxígeno para el bagre en el estanque también debe monitorearse continuamente. De lo contrario, el bagre no podrá sobrevivir. Entonces, la alegación de los peligros de comer bagre como causar cáncer ya no es relevante. Volvamos de nuevo a cada individuo. Cada vez que coma bagre, asegúrese de que la fuente esté limpia. También se recomienda su procesamiento a través de un proceso que sea bueno para el organismo.

Cómo evitar el riesgo de peligros para la salud del bagre

Siempre que el bagre consumido provenga de una granja de bagres doméstica segura, no hay peligro de comer bagre. Es diferente si el bagre proviene de aguas que han experimentado una contaminación extrema, por supuesto que pone en peligro la salud. Para anticipar los peligros de comer bagre, se pueden hacer varias cosas:

1. Descubra el origen

Antes de consumir el delicioso bagre frito, averigüe de dónde vino el bagre. Generalmente, el bagre se recolecta en granjas antes de distribuirse para su venta, por ejemplo, en los mercados. Lo que hay que anticipar es la posibilidad de exposición a sustancias químicas tóxicas como dioxinas y mercurio mientras el bagre está en el agua. Aunque según la Agencia de Protección Ambiental, casi todos los pescados contienen una pequeña cantidad de mercurio, el bagre es uno de los que tienen un bajo riesgo de exposición al mercurio.

2. Busque bagres criados en granjas

La mayor parte del bagre consumido proviene de granjas de bagre doméstico. Por supuesto, el bagre criado en granjas es una fuente limpia y segura de proteínas para el consumo. Esto es ciertamente contradictorio en comparación con el bagre capturado en aguas abiertas. La diferencia entre el bagre de granja y el bagre de agua libre es que el sabor del bagre de granja no es idéntico al olor del barro. Además, el bagre que no se mantiene en granjas domésticas puede ser cancerígeno y propenso a causar cáncer. Esto nuevamente sucede porque hay exposición a la contaminación de las aguas donde vive el bagre.

3. Compra y procesamiento de bagre

Si compra y procesa bagre usted mismo, busque bagre que sea fresco y que no emita un olor a pescado, sangre o decoloración. Si el bagre no se procesa inmediatamente, guárdelo en el refrigerador o congelador para mantener su calidad. Para procesarlo, una de las recetas más habituales es hacer bagre frito. En la medida de lo posible, use aceites saludables como el aceite de canola. También asegúrese de limpiar bien el bagre antes de procesarlo.