Celulitis orbitaria, infecciones de la cavidad ocular que deben tratarse

La celulitis orbitaria es una infección del tejido blando de la cuenca del ojo, que incluye tejido muscular y graso. Esta enfermedad es una afección grave que puede provocar ceguera y ser potencialmente mortal si no se trata. La celulitis puede ocurrir a cualquier edad, especialmente en los niños. Esto se debe a que los niños tienen un sistema inmunológico más débil, por lo que los síntomas son más graves. La infección por celulitis orbitaria ocurre detrás del tabique orbitario, la membrana delgada que cubre la superficie del globo ocular. Esta afección es diferente de la celulitis preseptal o periorbitaria porque la infección se encuentra en la parte frontal del párpado y la piel alrededor del ojo. La infección por celulitis periorbitaria no es tan grave como la celulitis orbitaria.

Causas de la celulitis orbitaria

La celulitis orbitaria es causada por una infección bacteriana, que generalmente consiste en muchos tipos de bacterias, tanto aeróbicas como anaeróbicas. Las infecciones bacterianas también pueden ir acompañadas de infecciones por hongos. Las bacterias más comunes que causan celulitis orbitaria son: Staphylococcus aureus,Steotococos neumonia, y Streptococcus beta hemolyticus. El tabique orbitario es la estructura del ojo que recubre la parte anterior (frente) de la órbita (globo ocular). La celulitis orbitaria es un término generalmente utilizado para describir las infecciones de los tejidos blandos de la órbita, especialmente la parte posterior del tabique orbitario. En los niños, la celulitis orbitaria se produce como resultado de una infección bacteriana. Influenza por Haemophilus. Estas bacterias generalmente se originan por la propagación de infecciones de los senos nasales en la sinusitis. Esta bacteria ataca con mayor frecuencia a niños menores de 7 años. Vacunación contra bacteriasInfluenza por Haemophilus porque esta infección es rara. Además, el traumatismo directo en el ojo, las complicaciones de la cirugía ocular, el cuerpo extraño atascado en el ojo, el absceso en la boca y el asma también pueden causar celulitis orbitaria.

Los síntomas de la celulitis orbitaria

Una persona que tiene celulitis orbitaria experimentará síntomas, como movimiento ocular limitado, dolor al mover el globo ocular y párpados enrojecidos e hinchados. Esto dificulta que los pacientes abran los ojos. En general, los síntomas de la celulitis orbitaria incluyen:
  • Hinchazón alrededor de los ojos
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en los ojos y alrededor de los ojos.
  • Dolor al mover los ojos.
  • ojo rojo
  • Fiebre alta
  • Visión doble
  • Dificultad para abrir los ojos
  • Secreción de los ojos o la nariz
  • Ceguera
La celulitis orbitaria también puede causar problemas de visión, incluso pérdida repentina de la vista. A veces, se puede encontrar secreción en el ojo infectado. Los signos de celulitis orbitaria pueden ir acompañados de síntomas sistémicos como fiebre, dolor de cabeza, fatiga y pérdida del apetito.

Tratamiento de la celulitis orbitaria

1. Drogas

Según la causa, que es una infección bacteriana, la celulitis orbitaria se puede tratar con antibióticos. La celulitis orbitaria debe recibir tratamiento inmediato para prevenir la ceguera y poner en peligro la vida. Por tanto, el antibiótico elegido se administra por vía intravenosa. Generalmente, los antibióticos de amplio espectro son bastante efectivos en el tratamiento de la celulitis orbitaria. Durante la administración de antibióticos, el médico supervisa el empeoramiento de los síntomas y la respuesta al consumo de antibióticos.

2. Operación

La cirugía es una opción que debe realizarse si la infección se ha extendido a otras partes de la cabeza o no hay respuesta al tratamiento. Los signos de la necesidad de una cirugía para la celulitis orbitaria incluyen:
  • Los síntomas empeoran o se producen alteraciones visuales durante la administración de antibióticos.
  • Se forma un absceso en la cuenca del ojo o el cerebro.
  • Hay un objeto extraño atrapado en el ojo.
  • Hay una infección por hongos o micobacterias.
El procedimiento quirúrgico realizado puede incluir el drenaje de líquido de un absceso o líquido infectado, la extracción de un cuerpo extraño o la toma de una muestra para un examen más detallado.

Complicaciones temidas de la celulitis orbitaria

La aparición de complicaciones en la celulitis orbitaria está estrechamente relacionada con la rapidez del diagnóstico y el tratamiento. El tratamiento temprano puede prevenir complicaciones graves. Algunas complicaciones que pueden ocurrir debido a la celulitis orbitaria, a saber, pérdida de visión y pérdida de audición. Mientras tanto, las complicaciones graves de esta enfermedad pueden incluir infección de la sangre (sepsis), meningitis (inflamación de la membrana que recubre el cerebro y la médula espinal), trombosis del seno cavernoso (formación de un coágulo de sangre en la base del cerebro) y absceso.

Prevención de la celulitis orbitaria.

La celulitis orbitaria se puede prevenir usando anteojos protectores durante los deportes y durante las actividades que son propensas a lesionarse los ojos. Si tiene sinusitis o un absceso dental, asegúrese de seguir las recomendaciones de tratamiento dadas por el médico y siga el tratamiento hasta que el médico lo declare curado. La celulitis orbitaria es una emergencia que requiere tratamiento inmediato. Si nota hinchazón de los párpados acompañada de fiebre, intente consultar a un médico.