Hafefobia o fobia al tacto, ¿cómo superarla?

Tocarnos por un extraño, por supuesto, nos hace sentir incómodos. Sin embargo, ¿alguna vez ha experimentado un miedo excesivo cuando recibe un toque de su familia o personas más cercanas? Si es así, tal vez la afección sea causada por hafefobia.

¿Qué es la hafefobia?

La hafefobia es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por el miedo al tacto. No solo te da miedo recibir un toque de otras personas, sino que también aparece una sensación similar cuando te tocan personas que ya conoces, por ejemplo, al abrazar, dar la mano o tomarse de la mano. Esta condición a menudo se asocia con alodinia o hipersensibilidad al tacto. Sin embargo, la hafefobia y la alodinia son afecciones diferentes. Las personas con alodinia evitan tocarse no por miedo, sino para prevenir el dolor que se produce cuando se toca la piel. En algunos casos, esta condición puede progresar a agorafobia. La agorafobia hará que quienes la padecen se sientan ansiosos y evitarán lugares o situaciones que provoquen el contacto.

Síntomas que suelen experimentar las personas con hafefobia

Al recibir un toque de otra persona, algunos de los síntomas pueden sentirlos quienes padecen hafefobia. Los síntomas que aparecen no solo afectan su condición mental, sino también físicamente. Aquí hay una serie de síntomas que comúnmente experimentan las personas con hafefobia:
  • Nauseabundo
  • Pánico
  • Preocupado
  • Depresión
  • Desmayarse
  • Erupción cutánea con picazón
  • Palpitaciones del corazón (palpitaciones)
  • Respiración rápida (hiperventilación)
  • Evite situaciones en las que sea posible tocar
Los síntomas que experimenta cada paciente pueden ser diferentes entre sí. Si experimenta los síntomas anteriores cuando recibe un toque, consulte a un médico de inmediato para averiguar la afección subyacente.

¿Qué causa que una persona experimente hafefobia?

La causa de una persona que padece hafefobia no se conoce con certeza. Sin embargo, los investigadores dicen que esta condición es causada por un evento traumático que hace que la víctima tenga miedo cuando se toca. Esta fobia al tacto también puede ser transmitida por los padres. Puede sufrir esta afección después de ver a un ser querido expresar miedo o evitar tocar a los demás. Varios factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar hafefobia, que incluyen:
  • Hereditario o genético
  • Experiencias malas o traumáticas en el pasado
  • Otros trastornos de ansiedad como el trastorno por estrés postraumático (TEPT) o el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Tener una personalidad neurótica (incapacidad para adaptarse al entorno circundante)

¿Cómo lidiar con la hafefobia?

Hasta ahora, no hay forma de curarlo por completo de la hafefobia. Aun así, se pueden tomar algunas acciones para controlar su condición y minimizar la aparición de síntomas. Se pueden tomar varios tratamientos para controlar la hafefobia, que incluyen:
  • Terapia de conducta cognitiva

Esta terapia tiene como objetivo cambiar su forma de pensar sobre el tacto y cómo responde a él. Esto ayudará a reducir lentamente el miedo o la ansiedad que surgen al recibir un toque.
  • Terapia de exposición

En terapia de exposición o terapia de exposición , el terapeuta lo confrontará con situaciones en las que el tacto es posible. Esta exposición continuará hasta que el miedo desaparezca y se sienta cómodo con la situación.
  • Practica la respiración y la relajación

A las personas con hafefobia se les enseñarán ejercicios de respiración y técnicas de relajación para controlar la ansiedad y el miedo. Las técnicas de respiración profunda pueden ayudar a aliviar los síntomas, mientras que la relajación, como el ejercicio, puede ayudar a su salud mental en general.
  • Tratamiento médico

Drogas como bloqueadores beta y los antidepresivos pueden ayudar a aliviar sus síntomas de pánico y ansiedad. Los terapeutas generalmente administrarán estos medicamentos para maximizar la psicoterapia. [[Artículo relacionado]]

¿Cuándo deberías ir al médico?

Si este miedo al tacto ocurre en los niños, esta fobia puede desaparecer por sí sola con el tiempo sin requerir tratamiento médico. Sin embargo, si esta condición ocurre en adultos, consultar a un psiquiatra puede ayudar a minimizar la aparición de síntomas. Si el miedo que siente no desaparece durante 6 meses o más, consulte inmediatamente a un psiquiatra. También debe consultar inmediatamente a un psiquiatra cuando la fobia comience a tener un efecto negativo en su trabajo y vida diaria. Para discutir más sobre la hafefobia o la fobia al tacto y cómo superarla, pregúntele a su médico directamente en la aplicación de salud SehatQ. Descárguelo ahora en App Store y Google Play.