¿Dolor en la ingle? Trate de reconocer los síntomas de una lesión en la ingle

Una lesión en la ingle es una condición de dolor en el músculo de la ingle debido a mucha presión o un impacto fuerte experimentado. Cuando los músculos de esta zona están tensos, pueden desgarrarse o estirarse excesivamente. Las lesiones en la ingle son comunes en personas que realizan mucha actividad física que requiere correr y saltar mucho. Especialmente si el movimiento se realiza de repente con un cambio de dirección. Es cierto que el riesgo de lesión en la ingle será muy alto.

Síntomas de lesiones en la ingle

Si experimenta dolor en la ingle o dolor en el muslo, es muy probable que tenga una lesión en la ingle. Los siguientes son algunos de los síntomas que puede reconocer:
  1. Dolor o dolor en la ingle y en la parte interior del muslo.
  2. Dolor cuando acercas tus pies
  3. Dolor al levantar la rodilla.
  4. Hay un "pop" o un chasquido cuando se produce la lesión, seguido de un dolor intenso.

Gravedad de la lesión en la ingle

En general, las lesiones en la ingle pueden ocurrir en varios niveles de gravedad, a saber:
  • Grado 1: dolor leve, leve pérdida de fuerza o movimiento
  • Grado 2: dolor moderado, pérdida de fuerza leve a moderada y algo de daño tisular
  • Grado 3: dolor severo, pérdida severa de fuerza y ​​función debido a un desgarro muscular completo
Para diagnosticar una lesión en la ingle, el médico realizará un examen físico completo. Pruebas como tomar fotos radiografía y resonancia magnética (imagen de resonancia magnética) para obtener resultados más precisos.

Cómo tratar una lesión en la ingle

En las lesiones menores de la ingle, los dolores y molestias desaparecerán lentamente, ya que generalmente se curan por sí solos. Todo lo que importa es el tiempo y el descanso. Sin embargo, si desea acelerar el tiempo de recuperación, haga lo siguiente:
  • Paquetes de hielo en el muslo lesionado. Este método es importante para prevenir la hinchazón y reducir el dolor. Los expertos recomiendan hacerlo durante 20-30 minutos cada 3-4 horas durante 2-3 días, o hasta que el dolor desaparezca.
  • Use un vendaje en su muslo para evitar que se produzca hinchazón.
  • Toma analgésicos antiinflamatorios. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como el ibuprofeno y el naproxeno, ayudarán a aliviar el dolor y la hinchazón. Asegúrese de pedirle recomendaciones a su médico.
  • Para ayudar a que el tejido sane, puede pedirle a un terapeuta que lo guíe en el estiramiento y fortalecimiento de los músculos.
Si su lesión es grave, es posible que deba someterse a una cirugía para reparar el daño a los ligamentos o tendones. Sin embargo, si es muy grave, a algunos pacientes les resultará difícil conseguir una condición física fuerte y flexible como antes.

Cómo prevenir una lesión en la ingle

Dado que una lesión en la ingle es una afección dolorosa y debilitante, es una buena idea tomar precauciones antes de que ocurra. Para eso, debe hacer varios esfuerzos, que incluyen:
  1. Calienta antes de hacer actividad física. Esto es importante para aumentar la flexibilidad muscular y mejorar el flujo sanguíneo para que los músculos se vuelvan más fuertes.
  2. Use zapatos de la talla y modelo adecuados según la actividad que esté realizando.
  3. Incrementa la intensidad de tu actividad física lentamente. No se esfuerce demasiado.
  4. Detenga la actividad física si siente dolor u opresión en la ingle o en la zona interna del muslo.
Haga ejercicios de fortalecimiento regulares para los músculos de los muslos, especialmente si ha tenido una lesión en la ingle antes.