Datos sobre la espasticidad muscular o la espasticidad que pueden ocurrir después de un accidente cerebrovascular.

La espasticidad o espástica es una afección en la que los músculos se tensan o tensan, lo que impide que el flujo de líquidos en el cuerpo funcione normalmente. Esta tensión muscular anormal se desencadena por contracciones musculares prolongadas. Cuando ocurre la espasticidad, los músculos continúan contrayéndose y se niegan a estirarse, lo que afecta el movimiento, el habla y la marcha del paciente. La espasticidad es un síntoma asociado con daño al cerebro, la médula espinal o los nervios motores. Esta condición también puede ser experimentada por personas con ciertas afecciones neurológicas.

Causas de espasticidad o espasticidad

La espasticidad generalmente es causada por daño o alteración de las áreas del cerebro y la médula espinal responsables de controlar el movimiento muscular. Este trastorno puede ser causado por un desequilibrio de las señales enviadas a los músculos, lo que hace que los músculos se bloqueen (tensen). Los pacientes con lesión cerebral, lesión de la médula espinal, parálisis cerebral, accidente cerebrovascular o esclerosis múltiple, pueden tener diferentes grados de gravedad espástica muscular.

Los síntomas de la espasticidad.

Los síntomas de la espasticidad pueden variar, desde una tensión muscular leve hasta espasmos musculares dolorosos e incontrolables. El dolor en las articulaciones o la rigidez también es un síntoma común de espasmos musculares. Algunos de los posibles síntomas de la espasticidad son:
  • Rigidez muscular que puede dificultar que los pacientes realicen varios movimientos.
  • Dificultad para controlar los músculos necesarios para realizar determinadas tareas o funciones, como caminar o hablar.
  • Espasmos musculares que pueden provocar contracciones musculares incontrolables y a menudo dolorosas.
  • Fatiga muscular
  • Deformidades musculares y articulares.
  • Cruzar las piernas sin querer
  • Se inhibe el crecimiento muscular longitudinal y la síntesis de proteínas en las células musculares.
Los síntomas anteriores pueden aparecer cuando la espasticidad es complicada. Algunas posibles complicaciones de la espástica son infecciones del tracto urinario (ITU), estreñimiento crónico, rigidez en las articulaciones, dolor al presionar y fiebre u otras enfermedades sistémicas.

Espasticidad en el accidente cerebrovascular

Durante un accidente cerebrovascular, una persona puede mostrar síntomas de tensión muscular en diferentes partes del cuerpo. Esta condición puede mejorar junto con la recuperación del accidente cerebrovascular. Un derrame cerebral puede dañar la parte del cerebro que envía señales de control, provocando que los músculos se vuelvan hiperactivos. Esta condición se conoce como espasticidad en un accidente cerebrovascular. Según un informe de la Stroke Foundation, alrededor del 30 por ciento de los supervivientes de un accidente cerebrovascular experimentarán algún tipo de espasmo muscular. Algunas personas experimentan espasticidad inmediatamente después de un accidente cerebrovascular, pero esta condición puede ocurrir en otros momentos.

Espasticidad en la parálisis cerebral

La espasticidad en personas con parálisis cerebral es causada por daño en la parte del cerebro que controla el tono y el movimiento muscular. Los niños con parálisis cerebral pueden no mostrar ningún síntoma de espasticidad al nacer. Sin embargo, este problema puede volverse más obvio a medida que pasa el tiempo y el niño crece. En las personas con parálisis cerebral, las partes del cuerpo que generalmente son espásticas son los músculos de los brazos y las piernas. [[Artículo relacionado]]

Tratamiento espástico muscular

El tratamiento para la espasticidad debe considerar su gravedad, el estado general de salud y varios otros factores. Estas diversas condiciones pueden determinar el tipo de tratamiento que se administrará. Algunas de las opciones de tratamiento para personas con espasticidad son:

1. Fisioterapia

Los fisioterapeutas pueden ayudar a las personas con espasticidad a realizar o recomendar ejercicios físicos y estiramientos para ayudar a mantener el rango de movimiento completo y prevenir el acortamiento permanente de los músculos.

2. Instalación tirantes

Informado de Stroke.org, el propósito de la instalación tirantes para pacientes espásticos es mantener el músculo en una posición normal para que no se contraiga.

3. Tratamiento

La espasticidad también se puede tratar con medicamentos. A continuación, se muestran algunos métodos de administración de medicamentos que se pueden realizar:
  • Dar medicamentos orales (bebida) que tiene como objetivo ayudar a relajar los nervios para no enviar mensajes constantemente a los músculos para que se contraigan. Este medicamento puede causar algunos efectos secundarios, como somnolencia, debilidad o náuseas.
  • La terapia con baclofeno intratecal (ITB) se realiza mediante la implantación quirúrgica de una pequeña bomba para suministrar el fármaco baclofeno a la médula espinal. Esta es la forma más eficaz de administrar el fármaco y minimizar los efectos secundarios que suelen acompañar a los medicamentos orales.
  • Se pueden inyectar varios tipos de medicamentos para bloquear los nervios. El objetivo es ayudar a aliviar los espasmos en ciertos grupos de músculos debilitando los músculos hiperactivos. Los efectos secundarios son mínimos, pero pueden ser dolorosos cuando se inyectan.
La espasticidad es un trastorno de salud que puede ocurrir repentinamente sin una causa conocida. Es una buena idea buscar atención médica de inmediato cuando la espastinación ocurre por primera vez, empeora o ocurre con más frecuencia de lo habitual. La espasticidad prolongada no tratada puede provocar complicaciones que requieren un tratamiento más complicado. Si tiene preguntas sobre problemas de salud, puede preguntarle a su médico directamente en la aplicación de salud familiar de SehatQ de forma gratuita. Descargue la aplicación SehatQ ahora en App Store o Google Play.