5 características de la diabetes a una edad temprana que debe reconocer temprano

Las características de la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 pueden provocar complicaciones peligrosas si no se tratan adecuadamente. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune grave que hace que el páncreas deje de producir insulina. La diabetes tipo 1 es un tipo de diabetes que generalmente afecta a los niños. Las características de la diabetes a una edad temprana para el tipo 1 pueden desarrollarse rápidamente en cuestión de semanas. Mientras tanto, la diabetes tipo 2 es un trastorno que hace que el cuerpo no pueda utilizar correctamente la insulina. Esto hace que el cuerpo no pueda procesar correctamente la glucosa, por lo que aumentan los niveles de azúcar en sangre. Se desconoce la causa de la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 generalmente la padecen adultos o ancianos. Sin embargo, la obesidad y el estilo de vida han hecho que continúe aumentando el número de personas con diabetes a una edad temprana. Bueno para niños, adolescentes o adultos jóvenes. [[Artículo relacionado]]

Los síntomas de la diabetes a una edad temprana.

Tanto la diabetes tipo 1 como la diabetes tipo 2 generalmente tienen casi los mismos síntomas. Sin embargo, las características de la diabetes a una edad temprana para el tipo 2 se desarrollan gradualmente. Los síntomas pueden desarrollarse durante meses o años. De hecho, no es raro que la diabetes tipo 2 se detecte solo cuando se hace chequeo salud rutinaria. Las siguientes son las características de la diabetes a una edad temprana a las que debe prestar atención.

1. Sed y micción frecuentes

Las características de la diabetes a una edad temprana suelen ser tener sed y orinar. Ambos pueden ser una advertencia temprana para detectar diabetes. Los niveles altos de azúcar en sangre hacen que el cuerpo extraiga líquidos de los tejidos. Esta condición hace que el cuerpo se deshidrate. Esto hace que las personas con diabetes a menudo sientan sed. En consecuencia, debido al consumo frecuente de alcohol, los niños y adultos con diabetes comienzan a orinar con mayor frecuencia. En la diabetes tipo 2, estos síntomas pueden ocurrir con más frecuencia durante la noche.

2. Aumenta el apetito

La diabetes hace que el cuerpo no pueda procesar el azúcar en energía. Como resultado, el cuerpo no puede tener las reservas de energía necesarias para realizar actividades. Esta condición hará que el niño a menudo se sienta más hambriento de lo habitual.

3. Pérdida de peso

La siguiente característica de la diabetes a una edad temprana es la pérdida de peso. Esto indica que el cuerpo no está obteniendo suficientes calorías, a pesar de que ha comido más de lo habitual. La falta de energía suministrada por el azúcar, el tejido muscular y las reservas de grasa se contraen y conducen a la pérdida de peso. Esta afección es menos común en los niños con diabetes tipo 2 que en la diabetes tipo 1. [[artículos relacionados]]

4. Fatiga

La falta de azúcar en las células es otro sello distintivo de la diabetes a una edad temprana. Como resultado, los diabéticos pueden parecer letárgicos, a menudo cansados, somnolientos, tener dificultad para respirar o falta de aire. Si esta condición empeora, los adolescentes con diabetes pueden experimentar desmayos o pérdida del conocimiento.

5. Cambios en la visión

Los cambios repentinos de la vista pueden ser un signo de diabetes a una edad temprana. El nivel alto de azúcar en sangre puede hacer que el cuerpo extraiga líquido del cristalino del ojo. Esta condición puede hacer que el niño no pueda concentrarse en ver con claridad. Además de las características anteriores, las personas que padecen diabetes tipo 2 también pueden experimentar otros síntomas como:
  • Acanthrosis nigricans, oscurecimiento de los pliegues de la piel que puede ser causado por la resistencia a la insulina. Suele presentarse en los pliegues del cuello, ingles y axilas.
  • Picazón en el área genital. Generalmente causado por una candidiasis, ocurre especialmente en mujeres.
  • Sindrome de Ovario poliquistico. Una de las condiciones asociadas con la resistencia a la insulina y ocurre en mujeres diabéticas, aunque no es uno de los síntomas.

Cómo lidiar con la diabetes a una edad temprana

Hasta ahora, no existe cura para la diabetes tipo 1 o tipo 2. El tratamiento consiste en controlar los niveles de azúcar en sangre para que estén cerca de lo normal. El tratamiento también tiene como objetivo superar las características de la diabetes a una edad temprana y prevenir las complicaciones de la diabetes. Estas son las dos formas principales de controlar los síntomas de la diabetes que los médicos suelen recomendar: 1. Administración de insulina Para las personas con diabetes tipo 1, la terapia con insulina puede llevar de largo a toda la vida para reemplazar la función del páncreas que no puede producir insulina. Mientras que en los pacientes con diabetes tipo 2, las inyecciones de insulina solo se administran cuando los niveles de azúcar en sangre son demasiado altos y los síntomas ya no pueden controlarse con cambios en el estilo de vida y patrones de alimentación saludables, así como con medicamentos para la diabetes. 3. Administración de medicamentos En las personas con diabetes tipo 2, su médico puede recetarle medicamentos para ayudar a regular los niveles de insulina y azúcar en la sangre, como la metformina. Para las personas con diabetes tipo 1, los médicos también pueden recetar medicamentos para proteger órganos importantes como los riñones, el hígado y el corazón del riesgo de daño. Otro tratamiento para los diabéticos a una edad temprana es controlar siempre los niveles de azúcar en la sangre, mantener un peso corporal ideal, mantener una dieta y un estilo de vida saludables y hacer deporte. Si sospecha que tiene síntomas de diabetes a una edad temprana, hable más con su médico en la aplicación de salud familiar SehatQ. Descargar ahora en App Store y Google Play. Recuerde, cuanto antes se detecte y se trate la diabetes, mejor será el impacto en su salud en el futuro.