Puede poner en peligro vidas, conozcamos las enfermedades raras de la hemofilia

¿Qué ocurre cuando sus heridas siempre experimentan sangre que es difícil de coagular? Esto puede ser causado por la condición de hemofilia. Esta rara enfermedad suele afectar a hombres y muy raramente afecta a mujeres. Pero, ¿qué es exactamente la hemofilia? ¡Veamos la explicación a continuación! [[Artículo relacionado]]

La hemofilia y la dificultad para coagular la sangre no solo son hereditarias

Aunque generalmente incluyen enfermedades hereditarias, también existen ciertos tipos de hemofilia que una persona puede experimentar debido a trastornos genéticos. A veces, esta enfermedad también puede aparecer cuando el sistema inmunológico inhibe el proceso de coagulación de la sangre. Por ejemplo, en mujeres embarazadas y pacientes con cáncer, esclerosis múltiple, así como enfermedades autoinmunes. Cuando sea positivo para la hemofilia, sangrará más tiempo que la persona promedio, especialmente alrededor de las rodillas, los talones y los codos. La mayor preocupación es cuando el sangrado ocurre dentro del cuerpo (interno). La razón es que esta condición puede dañar los tejidos y órganos internos, poniendo así en peligro su vida.

Condición del paciente con hemofilia

En condiciones normales, las partículas en la sangre se acumularán automáticamente para formar coágulos que desencadenarán el cese del sangrado cuando se lesione y sangre. Esta colección de partículas movilizará ciertas proteínas llamadas factores de coagulación. En el cuerpo de los hemofílicos, la cantidad de factores de coagulación sanguínea es deficiente. Esta afección dificulta la coagulación de la sangre, por lo que es difícil detener el sangrado. Cantidades insuficientes de factores de coagulación sanguínea son el resultado de una mutación genética que ocurre en el cromosoma X. Por lo tanto, la hemofilia generalmente solo ocurre en hombres porque solo tienen un cromosoma X (el cromosoma masculino es XY). Mientras tanto, en las mujeres que tienen un cromosoma XX, una anomalía en uno de los cromosomas X puede compensar la deficiencia del factor de coagulación del otro cromosoma X. Sin embargo, las mujeres pueden ser portadoras del gen de la hemofilia y transmitirlo a sus hijos biológicos.

Tenga cuidado con estos síntomas de la hemofilia

cdi para cada paciente. Esta diferencia depende de la cantidad de deficiencia de factores de coagulación de la sangre en el cuerpo del paciente. Para las personas que carecen de una pequeña cantidad de factores de coagulación, sangrarán solo durante la cirugía o a través de incisiones profundas. Mientras tanto, las personas con hemofilia severa pueden experimentar hemorragias internas incluso si es solo un golpe. Para obtener más detalles, estos son los síntomas de la hemofilia a los que debe prestar atención:
  • Sangrado severo o profuso, por ejemplo, cuando se corta con un cuchillo después de una cirugía dental.
  • La sangre es difícil de coagular y continúa fluyendo después de la inyección.
  • Tiene muchos hematomas o hematomas en el cuerpo, de tamaño ancho y color oscuro.
  • Tiene dolor, hinchazón o calambres musculares.
  • Hay manchas de sangre en la orina o las heces. Esto podría indicar hemorragia interna.
  • Hemorragias nasales sin causa aparente.
Si experimenta los síntomas anteriores, no dude en ponerse en contacto y consultar a un médico. Con esto, el diagnóstico y el tratamiento de las condiciones difíciles de coagulación de la sangre se pueden realizar lo antes posible. Si no se trata, la hemofilia incontrolada puede provocar una serie de complicaciones. Desde hemorragia interna, daño en las articulaciones, hasta aparición de infección.

¿Se puede curar la hemofilia?

Desafortunadamente, hasta ahora no ha habido ningún paso médico para curar la hemofilia, lo que dificulta la coagulación de la sangre. El tratamiento médico generalmente se realiza para controlar los factores de coagulación de la sangre en el cuerpo del paciente. Un ejemplo es la terapia de reemplazo. Los médicos agregarán o administrarán factores de coagulación de la sangre al cuerpo de los pacientes hemofílicos. Este proceso se lleva a cabo mediante transfusiones de sangre de donantes que no tienen hemofilia, o agregando un factor de coagulación sanguíneo sintético llamado factor de coagulación recombinante. Para los pacientes con hemofilia grave, los médicos recomendarán una terapia profiláctica de rutina. El objetivo es prevenir el sangrado. Algunos otros pacientes también necesitan terapia con adición de factor de coagulación solo cuando experimentan sangrado severo que no se puede controlar. Sin embargo, esta serie de terapias puede resultar ineficaz. Por ejemplo, cuando el sistema inmunológico de una persona con hemofilia muestra una respuesta negativa o rechazo al factor de coagulación utilizado. Como resultado, los resultados de la terapia no son los esperados. Para ser más preciso, consulte con su médico sobre el tipo de terapia que es adecuada para su trastorno de coagulación sanguínea difícil. No olvide también mantener un estilo de vida saludable y siempre tenga cuidado de evitar hemorragias en su cuerpo.