Conozca el almidón resistente y sus 5 beneficios para la salud

El almidón o almidón es una forma de carbohidratos en forma de largas cadenas de glucosa contenidas en los alimentos. Generalmente, los carbohidratos que consumimos de los alimentos son almidones. Sin embargo, no todo el almidón que comemos puede ser digerido por el cuerpo. Una pequeña porción de almidón es resistente a la digestión y solo bajará por el tracto digestivo. Este tipo de almidón se llama almidón resistente. ¿Hay algún beneficio?

Sepa que es el almidón resistente

Como se mencionó anteriormente, el almidón resistente es un tipo de almidón o almidón que es resistente a la digestión o no puede ser digerido por el cuerpo. Después del consumo, el almidón resistente bajará directamente a través del tracto digestivo para llegar al intestino grueso. El almidón resistente también puede ser fermentado por bacterias buenas en el intestino. Después de descender al intestino grueso, el almidón resistente se convertirá en alimento para bacterias buenas. Las bacterias buenas cuya población se mantiene pueden tener un efecto positivo en la salud.

Beneficios para la salud del almidón resistente

El almidón resistente ofrece varios beneficios para la salud, que incluyen:

1. Alimenta las bacterias y las células buenas del intestino.

Como se mencionó anteriormente, el almidón resistente puede ser fermentado por bacterias buenas en el intestino. Las bacterias pueden convertir el almidón resistente en ácidos grasos de cadena corta. El butirato es el tipo de almidón resistente de cadena corta más importante para la salud. El butirato también se convierte en la energía preferida por las células de la pared del colon. Por lo tanto, el almidón resistente alimenta directamente a las bacterias buenas e indirectamente "alimenta" las células del colon.

2. Tracto digestivo sano

El almidón resistente tiene el potencial de controlar la indigestión. El almidón resistente ayuda a reducir la acidez en el colon, lo que ayuda a reducir la inflamación y reduce el riesgo de cáncer colorrectal. El almidón resistente también tiene el potencial de controlar trastornos digestivos, como estreñimiento, diverticulitis, diarrea y enfermedades inflamatorias como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Los ácidos grasos de cadena corta que no se utilizan en los intestinos pueden pasar al torrente sanguíneo, el hígado y otras partes del cuerpo. Esta transferencia tiene el potencial de proporcionar beneficios al cuerpo.

3. Mejora la sensibilidad a la insulina

Se informa que el almidón resistente es beneficioso para la salud metabólica. Por ejemplo, este tipo de almidón puede aumentar la sensibilidad a la insulina. Es decir, la respuesta celular del cuerpo a la insulina liberada por el páncreas también puede aumentar si consume almidón resistente con regularidad. Se cree que la baja sensibilidad a la insulina, también conocida como resistencia a la insulina, es un factor de riesgo importante para muchas afecciones médicas. Estas afecciones médicas incluyen síndrome metabólico, diabetes tipo 2, obesidad, enfermedades cardíacas y enfermedad de Alzheimer.

4. Reducir los niveles de azúcar en sangre

El almidón resistente también es eficaz para controlar el azúcar en sangre después de las comidas. De hecho, estos efectos también se sentirán en la próxima sesión de comida. Por ejemplo, si come almidón resistente en el desayuno, estos carbohidratos reducirán potencialmente los picos de azúcar en la sangre durante el almuerzo y el desayuno. Se necesitan más estudios para fortalecer la premisa de los beneficios del almidón resistente anterior.

5. Ayuda a perder peso

El almidón resistente aporta menos calorías que el almidón normal. Si el almidón común proporciona 4 calorías, el almidón resistente proporciona 2. También se cree que el almidón resistente tiene un efecto de relleno y ayuda a reducir la ingesta de calorías. Si bien aún se necesitan más estudios, la investigación en animales ha encontrado que el almidón resistente puede ayudar con la pérdida de peso.

Fuente de almidón resistente

El almidón resistente se puede obtener de alimentos saludables como el arroz integral. El almidón resistente se puede consumir de varios alimentos saludables. Varios tipos de alimentos contienen almidón resistente, que incluyen:
  • Avena
  • Arroz integral
  • Cebada
  • frijoles pintos
  • Frijoles negros
  • Soja
  • Papas Cocidas Pre-Refrigeradas
  • Plátanos verdes inmaduros
Sin embargo, hay muchas fuentes de almidón resistente arriba que también contienen carbohidratos altos. Por supuesto, esto debe tenerse en cuenta para aquellos de ustedes que siguen una dieta baja en carbohidratos. Como solución, algunas personas también eligen harina de fécula de patata. Esta harina se consume a menudo como "complemento" porque es barata y contiene altos niveles de almidón resistente. Por cada cucharadita de harina de fécula de patata, obtendrás unos 8 gramos de almidón resistente. Esta harina se puede mezclar directamente en el plato sin necesidad de cocinar. Por ejemplo, puede espolvorear almidón de patata batidos, avena durante la noche y yogur. La harina de fécula de patata se puede consumir 1-2 cucharadas en un día. [[Artículo relacionado]]

Notas de SehatQ

El almidón resistente es un tipo de almidón que el cuerpo no puede digerir y puede ser beneficioso para la salud. Si aún tiene preguntas sobre el almidón resistente y sus beneficios, puede pregúntale al doctor en la aplicación de salud familiar SehatQ. La aplicación SehatQ se puede descargar en Appstore y Playstore que proporciona información confiable relacionada con la nutrición.