6 beneficios de bañarse después del ejercicio para la salud corporal

Está permitido bañarse después del ejercicio porque puede aportar varios beneficios para el organismo. Se cree que las duchas frías relajan los músculos, mientras que los baños calientes limpian mejor la piel. Pero antes de tomar una ducha, se recomienda esperar a que la piel se seque por el sudor. Puede elegir agua fría o agua tibia para limpiar el cuerpo después de la actividad física. Sin embargo, cada uno tiene ventajas y desventajas que deben tenerse en cuenta.

Beneficios de ducharse después del ejercicio con agua tibia

Estos son algunos de los beneficios de tomar una ducha después del ejercicio con agua tibia:
  • Limpiar la piel

Después de hacer ejercicio al aire libre, la piel estará expuesta al polvo y otra suciedad. Bañarse con agua tibia puede abrir los poros de su piel y liberar la suciedad que está "encerrada" en su piel, por lo que la piel estará limpia nuevamente.
  • Relajar el cuerpo

Después de su entrenamiento, querrá relajarse, descansar y dormir cómodamente. Bañarse con agua tibia puede ayudarlo a lograrlo todo. Esta es la forma más común de relajar los músculos, antes de que finalmente pueda dormir profundamente. Esto es posible porque el agua tibia activa el sistema nervioso parasimpático, lo que hace que su cuerpo se canse. "Cubrir" el cuerpo con agua tibia al bañarse puede reducir la tensión corporal y aliviar la fatiga muscular. Sin embargo, tomar un baño tibio también tiene el potencial de tener efectos negativos en su cuerpo, como resecar la piel, provocar picazón y aumentar la presión arterial.

Beneficios de ducharse después del ejercicio con agua fría

Tal vez hayas visto futbolistas que se sumergen en agua llena de cubitos de hielo, como una forma de relajar su cuerpo, después de luchar con jugadores contrarios en el césped. Esto no se hace sin razón. Porque ducharse con agua fría sí tiene varios beneficios para el cuerpo, como por ejemplo:
  • Acelera el proceso de curación muscular

Después de hacer ejercicio, por supuesto, sus músculos se ven obligados a trabajar más. Tomar una ducha después de hacer ejercicio con agua fría puede acelerar el proceso de curación muscular y reducir la inflamación muscular después del ejercicio. Tenga en cuenta que reducir la inflamación muscular con una ducha fría puede minimizar la posibilidad de dolor muscular al día siguiente.
  • Aflojar los músculos

No solo acelerar el proceso de curación de los músculos, bañarse después del ejercicio, con agua fría, también puede relajar los músculos. Además, el tipo de ejercicio que haces es muy agotador, como levantar pesas por ejemplo. Con esta ducha fría, sus músculos pueden "repararse" y no sentir dolor al día siguiente.
  • Potencial para adelgazar

Para los que hacen ejercicio, para adelgazar, darse una ducha fría, hay muchos beneficios.

Tenga en cuenta que algunas células grasas, como la grasa parda, pueden producir calor al quemar grasa. La grasa parda es un tipo de grasa corporal que se activa cuando se enfría. Esto sucede cuando su cuerpo está expuesto a condiciones frías, como tomar una ducha fría.

  • Mejorar la circulación sanguínea

El aumento de la circulación sanguínea es el siguiente beneficio de tomar una ducha fría. Cuando el agua fría toque sus extremidades, la sangre circulará más rápido para mantener una temperatura corporal ideal. Tenga en cuenta que una ducha fría no significa necesariamente un baño de hielo. Puede utilizar agua corriente a la temperatura más baja posible. Para aquellos de ustedes que tienen una enfermedad cardíaca o inflamación, las duchas frías son muy buenas para mejorar el sistema circulatorio, reducir la inflamación y prevenir las enfermedades cardiovasculares. Tenga en cuenta que no se recomienda bañarse con agua fría si su temperatura corporal es baja. De hecho, con una ducha fría, la temperatura corporal será más baja y tardará más en volver a la temperatura corporal normal. Además, si está enfermo, tampoco se recomienda tomar una ducha fría después del ejercicio. Las bajas temperaturas que tocan su cuerpo serán difíciles de aceptar para el sistema inmunológico. [[artículos relacionados]] La conclusión es que, tanto el agua fría como la caliente, tienen sus propias ventajas y desventajas. Un médico llamado dr. Sebastian Kneipp, inventó la técnica, por lo que puedes beneficiarte de ambas. Cuando se duche, use primero agua fría y párese debajo del agua durante un minuto. Después de eso, cambia el agua por agua que no esté fría ni tibia por un minuto más. Haga esto 3-5 veces. Según el dr. Sebastian Kneipp, los beneficios para la salud del agua fría harán que toda la sangre fluya hacia la zona media del cuerpo. Luego, cuando el agua tibia "golpee" su cuerpo, abrirá los vasos sanguíneos y toda la sangre en el medio se esparcirá nuevamente. Según el dr. Sebastian Kneipp, esto es genial para la desintoxicación. Si aún tiene preguntas sobre los beneficios de bañarse después del ejercicio, puede hablar más con el médico a través de la función de chat del médico en la aplicación de salud SehatQ. Descárgalo gratis en App Store y Playstore.